Más de Reus

Reus Urbanismo

Once medidas para un Reus feminista

Las propuestas se compartirán con diferentes concejalías y se espera que alguna de ellas se incluya en los próximos presupuestos

Joel Medina Romero

Whatsapp
El plan incidirá en la percepción de la seguridad en la calle de l’Escultor Rocamora, entre otras . FOTO: A.M.

El plan incidirá en la percepción de la seguridad en la calle de l’Escultor Rocamora, entre otras . FOTO: A.M.

El Ayuntamiento de Reus hizo público ayer el Pla d’Acció per a l’ordenació urbanística des de la perspectiva de gènere i feminista, un documento que consta de 11 directrices para orientar el desarrollo de los proyectos y acciones que a partir de ahora estén relacionados con la vía pública. En esta línea, el plan identifica 11 lugares concretos de la ciudad de Reus en los que se llevarán a cabo diferentes mejoras urbanísticas desde el punto de vista feminista.

Así lo expresó la concejala de Urbanisme i Mobilitat, Marina Berasategui, que declaró que en los próximos días se compartirá esta hoja de ruta con más concejalías para elaborar un calendario y priorizar las propuestas. Todo con el objetivo de incluir alguna de estas acciones en los presupuestos del próximo año 2022. La concejala añadió que el documento ha permitido realizar un «análisis del contexto socioeconómico y urbanístico de la ciudad en clave de género y feminista de manera explícita».

El documento se encargó a la empresa Col·lectiu Punt 6, que lo ha elaborado conjuntamente con el departament de Polítiques d’Igualtat de Gènere de la concejalía de Participació, Bon Govern i Serveis Generals. La concejala responsable, Montserrat Flores, valoró positivamente el nuevo proyecto, que organiza las diferentes acciones en seis ejes vertebradores. En primer lugar, se quiere mejorar la accesibilidad en espacios como el de las residencias que rodean el CAP Marià Fortuny, con el objetivo de mejorar la movilidad de personas dependientes. También se quiere incidir en la percepción de seguridad a cualquier hora del día en espacios como el de la calle de l’Escultor Rocamora o en la conexión entre los barrios Gaudí y dels Poetes. El tercer eje que se presentó fue el de la movilidad: se quiere desarrollar la accesibilidad a espacios como la Puríssima Sang o mejorar la infraestructura de transporte público entre las paradas de la estación de tren. En el ámbito de la habitabilidad, el consistorio mostró la voluntad de construir una red de lavabos públicos, promover los espacios verdes en solares que estén en desuso y recuperar el antiguo espacio de Adif alrededor de las vías. Por último, en términos de autonomía económica y fortalecimiento comunitario, se ha propuesto equipar la esquina de la calle Sant Carles i Sant Josep con elementos que promuevan su uso.

Una metodología de género
Las propuestas que se incluyen en este plan son fruto de un estudio que ha pasado por diferentes fases. Berasategui remarcó que «se han combinado diferentes metodologías», como varios análisis del contexto, además de sesiones participativas con mujeres de edades, barrios y orígenes diversos. También se han hecho recorridos con el objetivo de planificar mejor las acciones.
Berasategui afirmó que es un «proyecto muy útil», aunque también dijo que fija unos «retos de futuro y aspectos que aún tenemos que resolver». Las acciones y las directrices fueron estudiadas y validadas en un taller de divulgación que se llevó a cabo en el marco del proyecto.

Comentarios

Lea También