Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cortan la luz y el agua en 15 pisos okupados de forma ilegal en Reus

La Guàrdia Urbana y los Mossos apoyan a los técnicos de Endesa que han actuado este miércoles en bloques de los barrios Horts de Simó y Monestirs

Francesc Gras

Whatsapp
FOTO: A. M.

FOTO: A. M.

Nueva operación policial contra el fraude eléctrico en la ciudad. En esta ocasión, agentes de la Guàrdia Urbana y los Mossos d’Esquadra han asistido a varios técnicos de Endesa que han cortado la electricidad de 15 viviendas okupadas de manera ilegal en los barrios Horts de Simó y Monestirs. También se ha actuado en algunos pisos conectados al suministro de agua de forma fraudulenta. Según confirmaban desde el Ayuntamiento de Reus, el operativo finalizó sin incidentes remarcables.

Uno de los principales focos de actuación ha sido el polémico edificio de la calle Wad-Ras que esta semana ya había sido noticia después de que los vecinos tapiaran una de las viviendas okupadas por una familia «violenta». Se trata del número 5 que, además, en los últimos meses ha padecido dos incendios por la cantidad de empalmes precarios realizados en el cuadro del suministro eléctrico. 

Imagen de los técnicos durante el operativo. FOTO: A. M.

Por este motivo, sobre las 11 de la mañana varias dotaciones de la Guàrdia Urbana estaban estacionadas en la calle Wad-Ras. También de los Mossos d’Esquadra, que vigilaban que la actuación se desarrollara sin incidentes. En total se actuó en los bloques número 1, 3, 5 y 9 de la calle Wad-Ras. En el mismo barrio Horts de Simó también se ha actuado en viviendas okupadas en las calles Jurats y Sant Francesc Xavier. Paralelamente, también se ha realizado una actuación parecida en el barrio Monestirs. En esta zona de la ciudad, los vecinos también llevan tiempo quejándose de los problemas de convivencia que ocasionan algunas familias okupas.

Concretamente, este miércoles se ha actuado en pisos pinchados a la red de agua y luz de las calles Monestir de Ripoll y Monestir de Poblet. Desde el consistorio manifestan que la operación tenía la finalidad de «garantizar la seguridad de los operarios en las actuaciones para cortar las conexiones ilegales» y para «prevenir posibles incendios provocados por el sobrecalentamiento de las líneas eléctricas».

Concentración en Wad-Ras

La crítica situación que se vive en la calle Wad-Ras con algunas de las familias okupas derivó el lunes en una concentración en la plaza Comte de Reus que reunió a unas 50 personas. Todas ellas protestaron contra un grupo de okupas «que están destrozando la convivencia del barrio». Además, lucieron pancartas reclamando medidas urgentes para acabar con la problemática.

El presidente de la asociación de vecinos de Horts de Simó, Gustau Duran, manifestó que «en el barrio tenemos varios pisos okupados en distintos bloques y la situación generada es insoportable. Lo que queremos es convivir cívicamente». En este sentido, la presidenta de la comunidad de vecinos del polémico bloque número 5 recordó que ya habían presentado varias denuncias ante la policía por los problemas generados por una familia okupa y recordó que la fachada del inmueble sigue tiznada de negro por uno de los incendios que provocaron. 

Temas

Comentarios