Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus CRÓNICA

Reus: Para un día que voy a Correos, y cerrado

Mucha gente que este viernes 14 de febrero se dirigió a la oficina de la plaza Llibertat no sabía que está clausurada por obras

MONTSE PLANA

Whatsapp
Gente delante de la oficina de Correos de plaza Llibertat leyendo el cartel informativo. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Gente delante de la oficina de Correos de plaza Llibertat leyendo el cartel informativo. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Hay algunos que ya se consideran clientes habituales de Correos. No será porque envíen muchas cartas, sino porque esto de comprar por Internet está de moda, y como que nunca se sabe cuándo uno estará en casa, mejor recibirlo en la oficina. Pero hay también mucha gente que va únicamente por casos puntuales, y estos son los que ayer se encontraron con la sorpresa: la oficina central de Correos de la plaza de la Llibertat clausurada. «¿Que ha pasado algo?», preguntaba ayer una mujer ante diversas personas que estaban paradas en las puertas del histórico edificio y leían atentamente un papel, donde se informaba que la oficina estaba, a partir de ayer, cerrada por obras de reforma.

Algunos únicamente curioseaban. «Nosotros no teníamos que ir a Correos, pero al pasar por aquí delante y al ver las puertas cerradas, nos ha extrañado y hemos parado a leer qué pasaba», explicaba una pareja que ayer al mediodía paseaba por la zona. Otros se mostraban sorprendidos. «Pero si ayer por la tarde estuve aquí y estaba abierto», decía una familia.

Otra chica, que reconocía dirigirse en pocas ocasiones a Correos, también se encontraba descolocada. «Únicamente venía a preguntar por la etiqueta medioambiental del coche», decía. Muchos sacaban el móvil y echaban una foto al papel informativo. En esta hoja se exponía que las alternativas, a partir de ahora y hasta que terminen las obras (a finales de año), son la oficina de Correos situada en el número 1 de la plaza de la Estació o la sucursal de la calle Bahia Blanca, 5-7. Tras reflexionar unos minutos, los usuarios decidían cuál de las dos opciones les salía más a cuenta. Muchos, por proximidad, decidían dirigirse hacia la plaza de la Estació, a 700 metros de la plaza de la Llibertat, mientras que la sucursal de la calle Bahía Blanca les quedaba a prácticamente dos kilómetros de distancia.

«Hoy tenemos muchísimo trabajo», comentaban desde la oficina de la plaza de la Estació los empleados de Correos. Estaban en pleno traslado, intentando ordenarlo tondo y haciéndose un hueco en unas instalaciones donde se gestiona el correo urgente. A medida que iba llegando gente, derivada de la plaza de la Llibertat, los empleados intentaban resolver sus dudas y les explicaban que ayer las instalaciones aún no estaban operativas como oficina. «Estamos ordenando. Vuelva mañana. Y si quiere hacer algún trámite hoy mismo, diríjase a la calle Bahía Blanca», informaban. Algunos se iban resignados.

Obras hasta finales de año

Los trabajos de reforma del edificio de Correos de la plaza de la Llibertat de Reus empezarán el lunes y se alargarán hasta finales de año. Con estas obras –presupuestadas con 1.125.952,89 euros– se remodelará la oficina y se adaptará a un nuevo concepto, centrado en el autoservicio. Los clientes dispondrán de tablets para poder hacer las gestiones y los empleados orientarán. También habrá servicios disponibles 24 horas, siete días a la semana.

Temas

Comentarios

Lea También