Patinar o hacer fotos, esa es la cuestión

La pista de hielo de la plaza de la Llibertat seha llenado este puente de familias. Se inauguró el 26 de noviembre y estará hasta el 9 de enero

MONTSE PLANA

Whatsapp
Los más pequeños, los más animados. FOTO: ÀNGEL ULLATE

Los más pequeños, los más animados. FOTO: ÀNGEL ULLATE

En un puente tan largo como el de esta Purísima, hay que buscar actividades para, al menos, sacar los más pequeños de casa. Ir de compras es una opción, pero con cinco días de fiesta por delante, hay que tener alternativas y, para muchos, en Reus, esta ha sido la ocasión idónea para acercarse a la pista de hielo de la plaza de la Llibertat.

Los niños son los más atrevidos y no dudan en ponerse los patines (aunque después viene el drama cuando están ya en medio del percal, ven que no es nada sencillo y empiezan los llantos). Los padres, más precavidos, prefieren, mayoritariamente, mantenerse al margen con la excusa que «así te hago fotos». A pesar de todo, a algunos les toca poner los pies en la pista porque así lo requiere el niño/niña. Hay quien opta por ponerse los crampones para ofrecer estabilidad, pero también hay padres y madres que se atreven con los patines y pretenden mostrar sus habilidades a sus hijos con pequeñas carreras. Evidentemente, gana el padre/madre.

Gran afluencia de público. FOTO: ÀNGEL ULLATE

Ayer por la mañana la pista estaba llena, pero no saturada. Entre los que esperaban en la cola para entrar estaba Rafi y sus tres hijas. Las dos más pequeñas, Daniela y Valentina, de 10 y 8 años, eran las únicas que querían patinar. La madre y la hija mayor preferían mantenerse al margen. «Somos de Reus, pero no venimos cada año, porque las niñas eran demasiado pequeñas», explicaba Rafi. Estaba contenta porque, ayer, sí que podrían gozar de la pista. «Venimos otro día y nos tuvimos que ir porque estaba repleta, pero hoy se ve más tranquila», decía. Así también lo destacaba otra familia, que justo abandonaba la pista. «Hay gente, pero no excesiva», comentaba el padre. La madre y los dos hijos habían patinado. El padre no, «porque he ido con los crampones para ayudar al más pequeño».

La afición al patinaje sobre hielo es grande en Reus. FOTO: ÀNGEL ULLATE

Cabe recordar que la pista de hielo se puso en marcha el 26 de noviembre y seguirá en marcha hasta el 9 de enero.

Temas

  • Plaza de la Llibertat
  • Patinaje
  • hielo
  • ocio
  • familia
  • actividades

Comentarios

Lea También