Patrícia Terradellas: «Queremos abrir El Círcol a la ciudad y generar opinión»

Entrevista. La nueva junta inicia su andadura con la voluntad de trabajar para la ciudad y rejuvenecer la entidad. Terradellas es la primera mujer que preside la centenaria sociedad cultural y recreativa 

Francesc Gras

Whatsapp
Patrícia Terradellas, en El Círcol de Reus. FOTO: Alfredo González

Patrícia Terradellas, en El Círcol de Reus. FOTO: Alfredo González

A principios de mes fue proclamada presidenta de El Círcol en unas condiciones fuera de lo normal. ¿Cómo lo vivió?

Fue un sentimiento agridulce. Lograr la presidencia es una cosa que tanto a mi como al resto de la junta nos hacía mucha ilusión. De momento todavía no lo hemos podido transmitir al socio y esto es lo que más nos duele y nos preocupa.   

Ahora la entidad vuelve a estar abierta...

Sí. Nuestra intención es celebrar una asamblea general el día 16 de diciembre para poder explicar nuestro programa. La estamos organizando para que los socios asistan con total seguridad y cumpliendo con las medidas sanitarias decretadas. Considero que si desde la junta somos capaces de trasladar nuestra ilusión y ganas de trabajar a los socios de la casa, lograremos reactivar la entidad tras el último parón y que participen de las actividades.

Su candidatura obtuvo un gran respaldo de la masa social de la entidad. ¿Cómo lo valora? 

La verdad es que estamos muy satisfechos con la respuesta. Logramos el aval de más del 40% de los socios que confían en que podamos dirigir la entidad. Fue un trabajo en equipo, ya que los 10 miembros de la junta nos distribuimos para recabar los apoyos necesarios entre los propios círculos de confianza y recabar los apoyos necesarios.

¿Cuáles son los objetivos que se han marcado en los distintos ámbitos representativos de El Círcol? 

Tenemos cuatro grandes objetivos de mandato. Dos de ellos son internos, mientras que los otros dos están enfocados a los socios y a impulsar la entidad. El primero pasa por dar el máximo protagonismo a los socios de la entidad, que sientan que El Círcol es su casa, que se les escucha y se les ofrezca aquello que quieren como recompensa a su militancia. Y el segundo objetivo  se centra en rejuvenecer la entidad. Somos conscientes de que no será una tarea nada sencilla, pero queremos trabajar para intentarlo.

¿Podría adelantar alguna de las actuaciones que quieren llevar a cabo a lo largo del mandato?

No me importaría, pero pensamos que los socios deben ser los primeros en conocerlas. Por este motivo hemos convocado la asamblea general. Pero sí que podemos adelantar, por ejemplo, que queremos aprovechar algunos de los espacios de la entidad de forma distinta o dignificar la entrada por la zona de la escalera para mejorar la imagen exterior. No hay que olvidar que el edificio está catalogado como Bé Cultural d’Interès Nacional.

¿Qué puede aportar El Círcol a la ciudad y a su rico tejido asociativo?

Siempre ha sido un referente en la vida política, social, empresarial y comercial de Reus y debe continuar siéndolo. Queremos abrir la entidad a la ciudad tras la pandemia y generar corrientes de opinión que sean capaces de crear riqueza a nivel intelectual y cultural. Convertirnos en un espacio generador de opinión, además de un espacio de reunión y de tertulia entre amigos donde poder conversar.

En este sentido, la entidad siempre se ha identificado con unos valores liberales y ha actuado con criterio propio...

Los valores que han hecho grande a El Círcol deben continuar estando presentes porque nos han servido durante 168 años y, por lo tanto, no son unos valores pasajeros. Es importante saber quienes somos, de dónde venimos para poder aunar estos valores con los valores de las nuevas generaciones. Queremos ser una entidad intergeneracional, y la actual junta, con dos vocales menores de 40 años, es el mejor ejemplo. 

Algunos ciudadanos perciben la entidad como elitista. Incluso siguen refiriéndose a ella como ‘El Círcol dels senyors’... 

Quizás se pueda decir que la entidad ha estado identificada sociológicamente a lo largo de la historia con un estatus concreto, es cierto. Pero no así a nivel ideológico. Siempre ha sido una entidad plural, con una mentalidad abierta a los cambios e ideológicamente diversa que se ha visto enriquecida con esta pluralidad.

De hecho, usted ha liderado una parte importante de estos cambios convirtiéndose en la primera mujer en presidir la entidad... 

Más allá de ser hombre o mujer, el hecho de presidir una entidad como El Círcol es ya un privilegio. En mi caso, además, se añade el hecho de ser mujer. Pienso que cada vez que se rompe un techo de cristal, por pequeño que sea, es un paso muy importante para todas las mujeres, pero sobre todo para las que nos siguen, porque después el camino ya queda abierto. También me gustaría destacar que el socio de El Círcol ha aceptado con naturalidad y normalidad que la primera mujer que ha formado parte de una junta ahora presida la entidad. Siempre ha sido un club liberal, aunque su imagen externa a veces no lo parezca. 

Hasta hace poco, todavía había gente que pensaba que las mujeres no podían ser socias...

Yo misma lo he tenido que desmentir. Pero los estatutos fundacionales no dicen nada sobre que las mujeres estuvieran vetadas. De hecho fue con la sección de Bridge que se empezaron a dar de alta las primeras socias, y lo hicieron sin aspavientos y de forma natural. Lo mismo ha sucedido con la incorporación a los órganos de gestión. Hace cuatro años yo fui la primera mujer en formar parte de la junta directiva y hoy ya somos tres mujeres. Es una tendencia que ha venido para quedarse. 
 
¿Cómo confeccionó el equipo?

El embrión de la idea se definió pronto, tenía que ser un equipo diverso y plural en distintos ámbitos: profesional, ideológico, generacional, de género... También dibujamos mentalmente las áreas que son esenciales en El Círcol y con las dos vicepresidencias pensamos un nombre propio para cada una de ellas. Tenía claro que si no encontrábamos a las personas idóneas no lo haría. Y la verdad es que a partir de ahí todo fue muy fácil. Las personas con las que contacté se ilusionaron rápidamente con el proyecto y hemos creado un equipo cohesionado y muy trabajador.

Temas

Comentarios

Lea También