Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Pecatta minuta' para las entidades bancarias

Los bancos deben tener sus pisos vacíos en condiciones de habitabilidad

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de archivo del interior de un piso ocupado del barrio Gaudí.  Foto: alfredo gonzález/DT

Imagen de archivo del interior de un piso ocupado del barrio Gaudí. Foto: alfredo gonzález/DT

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho». El artículo 47 de la Constitución Española nos recuerda que exigir un techo digno bajo el que cobijarse no es un capricho, sino una necesidad y un derecho que tenemos todos los españoles.

La crisis económica ha dejado por el camino miles de viviendas vacías, cuyos propietarios han sido víctimas de desahucios que han acabado con los pisos en manos de los bancos. En Reus la problemática ha dejado por el camino casi 600 viviendas vacías que, en algunos casos, se han convertido en un problema en barrios como Gaudí, Mas Pellicer o Fortuny, donde el fenómeno ‘ocupa’ está a la orden del día.

Reus aprobaba hace ahora un año poder sancionar a las entidades bancarias que tengan pisos vacíos y no hagan nada por ponerlos en el mercado, una medida que empezará a aplicarse en breve a ocho bancos, dueños de 70 viviendas desocupadas.

Aún reconociendo el esfuerzo realizado por el consistorio reusense, a través de su Comissió d’Habitatge, por intentar poner su grano de arena para solucionar el problema de la falta de viviendas sociales, soy bastante escéptico sobre el resultado final. La horquilla que baraja el consistorio para multar a estos bancos oscila entre los 600 y los 100.000 euros, aunque el propio concejal de Urbanisme, Marc Arza, reconocía esta semana en el Diari que posiblemente optarán por aplicar sanciones en la banda baja, por recomendación de los servicios jurídicos municipales.

¿Alguien se cree que una entidad bancaria, con la fuerza que tiene, se verá afectada por una simple multa de un ayuntamiento? ¿Creen sinceramente que la medida servirá de algo? Ojalá me equivoque, pero mucho me temo que para los gigantes de la banca los 600, 1.000 o 5.000 euros de multa que le pueda imponer un ayuntamiento son peccata minuta. Eso sin contar con el enorme poder de la maquinaria jurídica de unos bancos que harán todo lo posible para recurrir hasta el último momento una sanciones que poco les afectarán.

Para nada pretendo criticar la acción del consistorio reusense, ya que cualquier iniciativa que busque poner en el mercado más viviendas sociales que acaben con el drama de muchas familias es bienvenida. Pero sí que me permito la licencia de dudar de su efectividad. Los bancos, como legítimos propietarios de estas viviendas, pueden hacer con ellas lo que quieran. Eso sí, siempre y cuando las tengan en condiciones y se preocupen en que estas no se conviertan en refugio de ocupas conflictivos (no todos) que hacen la vida imposible a aquellos vecinos que pretenden convivir tranquilamente. Como el caso del pasado domingo en un piso vacío del barrio Gaudí, donde un sospechoso escape de gas (con una vela encendida incluida), estuvo a punto de provocar una auténtica desgracia.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También