Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pellicer: 'El gobierno municipal lo decidirán los reusenses en las urnas, no un juez'

Pellicer carga contra el juez del caso Innova, mientras que Arza niega que presionase al hospital para que comprase a Traiber
Whatsapp
Carles Pellicer, ayer durante su comparecencia en el Ayuntamiento de Reus. Foto: Alfredo González

Carles Pellicer, ayer durante su comparecencia en el Ayuntamiento de Reus. Foto: Alfredo González

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, cargó ayer con dureza contra la imputación de su concejal Marc Arza y, especialmente, contra el juez instructor del caso Innova, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, Diego Álvarez de Juan. Acompañado por el propio Arza y por el director general de Sagessa, el alcalde leyó una declaración institucional sin aceptar preguntas. «Esta es la gota que ha colmado el vaso. Es totalmente intolerable que se está cuestionando y judicializando, precisamente ahora, el trabajo de los que hemos puesto orden a la situación que nos encontramos en 2011», empezó diciendo el alcalde, quien aprovechó para criticar la gestión del anterior gobierno socialista.

Pellicer también habló de «una presión judicial que, injustamente y sin fundamento claro, está cuestionando la labor de gestión, transparente y rigurosa, que hemos hecho desde el primer día. Una judicialización de la política municipal que considero totalmente intolerable».

El alcalde de Reus no se cortó ni un pelo a la hora de afirmar que «la situación creada no es casual ni inocua», para más adelante asegurar que «es francamente insoportable y sospechoso que se hayan producido todas estas actuaciones, justo en periodo electoral. Y también es insoportable una instrucción que, a veces, parece más guiada por la subjetividad y los errores, que por la objetividad que debe guiar siempre la instrucción de la Justicia».

 

Imputación ‘floja’

Después de dejar claro que otorga toda su confianza en el concejal Marc Arza y que le acompañará en la lista de las próximas elecciones, Pellicer acabó dejando claro que «el gobierno municipal lo decidirán los reusenses en las urnas, no un juez».

Por su parte, el concejal imputado, Marc Arza, empezó asegurando que «cuesta entender lo que está pasando, aunque me hace daño a mí y a la reputación de nuestra ciudad». Después calificó la imputación de «jurídicamente floja, con poca razón de ser, por lo que la recurriremos».

Sobre el auto emitido ayer por el juez, donde le imputa de cinco delitos, Arza aseguró estar «tranquilo legalmente, aunque también estoy triste. Porque con esta poca base jurídica, poner una ciudad al pie de los caballos puede ser una casualidad o mala fe. No obstante, tengo la conciencia tranquila, porque he cumplido con mi deber de concejal».

Sobre sus presuntas presiones para que el Hospital Sant Joan volviese a comprar prótesis a Traiber, Marc Arza dijo que «lo que hice lo he hecho con docenas y docenas de empresas de Reus, y es interceder, contactar, acompañarlas, etc. Y de esta manera hemos conseguido salvar alguna».

En el caso de Traiber, Arza dijo que «acompañé a Luis Márquez a una reunión con un responsable de gerencia de Sagessa y con el jefe del servicio de Traumatología, pero nunca presioné para que volviesen a comprarle a esta empresa. Me cuesta creer que el responsable de Traumatología haya dicho que yo le presioné». A pesar de esta imputación, el concejal Arza dijo sentirse con fuerzas para seguir trabajando por la ciudad.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También