Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pellicer buscará revalidar la alcaldía en Reus un pleno que se prevé ingobernable

El PDeCAT y Esquerra repetirán candidato. El PSC, la CUP y ARAReus estrenan nuevos alcaldables. El resto, pendientes

Marc Càmara

Whatsapp
El gobierno en minoría de Carles Pellicer ha buscado acuerdos puntuales con todas las formaciones del pleno para aprobar aquellas cuestiones de especial relevancia para la ciudad. FOTO: Alfredo González

El gobierno en minoría de Carles Pellicer ha buscado acuerdos puntuales con todas las formaciones del pleno para aprobar aquellas cuestiones de especial relevancia para la ciudad. FOTO: Alfredo González

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, afronta las elecciones municipales del 2019 con el objetivo de revalidar gobierno. Ya prácticamente todo el mundo en la Plaça del Mercadal dan por sentado que ninguna fuerza conseguirá una mayoría absoluta por sí sola, y la voluntad del actual alcalde es conseguir unos resultados óptimos que le permitan seguir gobernando la ciudad. 

El escenario no es fácil. Pellicer lleva ocho años al frente del Ayuntamiento y, después de un primer mandato turbulento judicialmente por el caso Innova, ha visto como las interferencias políticas del ámbito nacional afectaban directamente su segundo mandato. 

Si entre 2011 y 2015 formó un gobierno sólido con el PP, hasta que las tensiones ideológicas sobre el procés volaron por los aires el acuerdo, en este segundo mandato, Pellicer ha afrontado los cuatro años con un gobierno en minoría. Si bien es cierto que, a finales de 2015 y principios del 2016, sumó cuatro ediles más, los de Esquerra y ARAReus que entraron a formar parte del gobierno. 

Desde el 2015, Pellicer ha sido capaz de pactar con todos los partidos del pleno. Pero eso no impide calificar el actual mandato del más alborotado, ruidoso y belicoso de las últimas décadas. Pellicer no cierra la puerta a nada ni a nadie. Ha demostrado que está dispuesto a pactar con quien sea para poder desencallar aspectos trascendentes para el día a día de la ciudad. Un ejemplo: Después de un inicio de 2018 con las relaciones prácticamente rotas con Ciudadanos, el partido de Juan Carlos Sánchez ha apoyado al gobierno en alguna de sus propuestas. 

Precisamente, Ciudadanos es el partido que más cómodo se siente en este terreno de juego. Sánchez, que aún no ha certificado que quiera volver a presentarse en 2019, ha demostrado que aguanta con agallas el cara a cara con Pellicer y el resto de partidos. Las confrontaciones en los plenos son reiteradas, con la CUP y Esquerra pero también con el PDeCAT. La situación de auge que vive el partido naranja en el resto de Catalunya después de los resultados del 21-D también se dejan notar en Reus. 

Dos bloques empatados

Aunque algunas encuestas apuntan a una presumible victoria de Ciudadanos para el 2019, lo cierto es que el próximo mandato se prevé del todo ingobernable. Los bloques que se han ido definiendo desde el 2015, tanto en el eje unionista-independentista como en el de izquierda-derecha, parece que sean capaces de sumar mayorías holgadas que permitan formar gobiernos estables. 

A todo ello hay que sumarle el cambio de caras en algunas formaciones. Por ejemplo, ARAReus presentará, si no hay sorpresa de última hora, a Daniel Rubio como jefe de lista. El joven concejal de Medi Ambient ha conseguido la confianza del actual líder del partido Jordi Cervera, y también del alcalde Carles Pellicer. 

También el PSC presentará una nueva figura en 2019. Después de la deserción de Francesc Vallès, Andreu Martín, actual portavoz del partido en el Ayuntamiento y primer secretario en la Plaça del Castell, ya ha presentado la candidatura para las primarias que se celebrarán en los próximos meses

El único partido que ha hecho ya los deberes es Esquerra. Noemí Llauradó, actual portavoz del partido en el consistorio, presidenta del Hospital Sant Joan, y flamante diputada en el Parlament, fue escogida el pasado mes de abril como candidata a las municipales en las filas republicanas

En el PP no se esperan sorpresas, y si nadie lleva a cabo una revolución interna, Sebastià Domènech repetirá como alcaldable

Más complicada parece la confección de listas en la CUP. En una formación en la que sus representantes no tienden a eternizarse en los cargos, nada parece descartar que Marta Llorens no se presente. Hay que recordar que en 2015 fue David Vidal el que encabezó unos resultados de récord en la capital del Baix Camp. Tampoco nada impide pensar que el partido decida emprender una nueva línea municipal y presente otro candidato. Las bases decidirán

El papel de otras formaciones, como Podem o Demòcrates también está por ver cómo puede afectar a los resultados finales. O la lista republicana unitaria propuesta por el abogado Lluís Gibert, quien el año 2015 encabezó la lista de DeNouReus, consiguiendo prácticamente un millar de votos. Veremos si consigue forzar unas primarias en Reus.

Temas

Comentarios

Lea También