Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pellicer carga contra la CUP pero se abre a negociar un pacto de gobernabilidad

El candidato de Junts per Reus sorprende abriendo la puerta, incluso, a que puedan asumir "un papel institucional". Sigue apostando por un acuerdo de gobierno con ERC y Ara Reus

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de la comparecencia de Pellicer ante los medios de comunicación. Foto: ACN

Imagen de la comparecencia de Pellicer ante los medios de comunicación. Foto: ACN

Siguen las reuniones y la estrategia política entre los partidos que aspira a gobernar Reus. Como ya hiciera el pasado lunes, el vencedor de las elecciones y candidato de Junts per Reus, Carles Pellicer, ha comparecido públicamente para marcar el posicionamiento de su partido y expresar su tranquilidad a pesar de estar inmerso en una semana llena de reuniones. Sin querer desvelar el contenido de los encuentros, Pellicer sí que ha reconocido encuentros con sus homólogos de ERC, Ara Reus y PSC para abordar el escenario postelectoral.

"A los portavoces les ha gustado la música, pero como es lógico han pedido tiempo para madurar las propuestas", ha valorado positivamente, sin dejar de mencionar que su comparecencia responde a un ejercicio de "transparencia, coherencia y responsabilidad ante la ciudadanía". A todos los ellos, según ha explicado, les ha transmitido su voluntad de gobernar con ERC y Ara Reus y, en el caso de los socialistas, su intención de cerrar acuerdos puntuales en aquellas cuestiones estratégicas para la ciudad. 

Pellicer: "Nosotros hemos rozado los 10.000 votos y ellos han perdido 3.000. No dice nada bueno a favor de la CUP que quieran cargarse a un alcalde del 1-O"

Los protagonistas de la rueda de prensa ante los medios ha sido la CUP a través de una dualidad de manifestaciones sorprendente. En primer lugar por cargar contra los cupaires por llevar a cabo "acciones destructivas" y "poco democráticas" a la hora de requerir un gobierno de izquierdas para apartarle de la alcaldía como hicieron el miércoles. "Nosotros hemos rozado los 10.000 votos y ellos han perdido 3.000. No dice nada bueno a favor de la CUP que quieran cargarse a un alcalde del 1-O y no entiendo que quieran un acuerdo con el PSC prescindiendo del alcalde más votado", ha manifestado. 

Pero después también ha aprovechado para abrir las puertas a reunirse con ellos y, si lo desean, que puedan participar de la gobernabilidad de la ciudad (que no gobierno) asumiendo "un papel institucional" que no terminó de desvelar. Un rol que se asemejaría al de la amplia mayoría propuesta a los socialistas. 

Para terminar, Pellicer volvió a recordar que son la fuerza más votada y que la ciudadanía no entendería un gobierno que no pasase por tres fuerzas que han pilotado la ciudad los últimos años. Sobre el ofrecimiento de los cupaires a ERC para que sean ellos los que lideren el nuevo gobierno municipal con el PSC prefirió no pronunciarse a la espera de que sean los republicanos los que marquen su posicionamiento.

Temas

Comentarios

Lea También