Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pellicer denuncia la "persecución política" de la juez de Reus

El alcalde asegura que el manifiesto que firmó junto con los portavoces de la CUP, PDeCAT, ERC y Ara Reus buscaba "defender la convivencia en la ciudad"

Francesc Gras

Whatsapp
Pellicer, en una imagen de archivo con tres de los portavoces investigados en esta causa. FOTO: A.G.

Pellicer, en una imagen de archivo con tres de los portavoces investigados en esta causa. FOTO: A.G.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, ha comparecido esta tarde ante los medios de comunicación para denunciar la "persecución política" de la juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Reus que mantiene la acusación por presunto delito de odio contra él y el resto de portavoces de los partidos del PDeCAT, ERC, Ara Reus y la CUP que firmaron el manifiesto el pasado 3-O.

Pellicer se ha mostrado muy crítico con el contenido de la interlocutoria, que ha calificado de "povocación","surrealista", "tendencioso" y "de suponer un atentado a la verdad".

También ha lamentado que tanto el alcalde de una ciudad como Reus y sus concejales "nos tengamos que sentir perseguidos políticamente por defender la convivencia en la ciudad. Ésta ha sido y seguirá siendo mi prioridad en política como alcalde y persona". Precisamente, ha declarado que aquel día "tanto yo como los concejales actuamos con la intención de preservar la convivencia. Y lo volveríamos a hacer de la misma forma y las veces que fuera necesario"

Durante su intervención también se ha mostrado sorprendido e indignado por las consideraciones de la juez al respecto de sus palabras pronunciadas tras la firma del manifiesto.

De hecho, ha leído el siguiente fragmento: "De las manifestaciones del propio alcalde vertidas ante los medios de comunicación se infiere que precisamente la intención era la de alentar e incitar a la población para que expulsaran a los policías alojados en la ciudad de reus. Aumentando y agravando así la tensión ciudadana y la animadversión  hacia los agentes". Un relato sobre el cual ha dejado claro que "si la juez cree que actuamos de esta forma, es que la Justicia tiene un problema y grave".

Sobre la interlocutoria, tampoco se ha dejado de mencionar que éste "omite deliberadamente toda referencia a la situación previa al 3-O. El auto nos responsabiliza de unos hechos que se produjeron dos semanas antes del manifiesto y que finalizaron 24 horas después".

Temas

Comentarios

Lea También