Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pellicer gana las elecciones en Reus y ERC logra un histórico segundo puesto

Los resultados de las elecciones del 26-M permiten reeditar el actual gobierno con mayoría absoluta. El PSC mejora resultados y suma seis concejales

Francesc Gras

Whatsapp
Entrada victoriosa de Carles Pellicer, junto a Teresa Pallarès, para celebrar el triunfo.  FOTO: alba mariné

Entrada victoriosa de Carles Pellicer, junto a Teresa Pallarès, para celebrar el triunfo. FOTO: alba mariné

Carles Pellicer fue el gran ganador de la noche electoral de ayer en Reus con una meritoria victoria que le sitúa nuevamente como alcalde de la ciudad para los próximos cuatro años. Si en 2015 los siete concejales que obtuvo dibujaban un triunfo amargo, en esta ocasión la alegría en la sede de Junts per Reus fue absoluta una vez finalizado el escrutinio. Las constantes transformaciones que ha sufrido el partido, junto con los malos resultados obtenidos en las generales, hace de esta la victoria más exitosa de la marca Pellicer. Incluso ha logrado mejorar los anteriores resultados con 9.643 votos, 1.337 más que hace cuatro años.

El otro gran ganador de la noche fue ERC, que sumó un histórico segundo puesto. Nunca antes los republicanos había cosechado unos resultados similares con seis concejales y triplicando los resultados de las anteriores municipales. Al contrario de Junts per Reus, los republicanos han aprovechado los fabulosos resultados de las generales y han logrado retener más de la mitad de los cerca de 13.000 sufragios del pasado 28-A (7.434 votos). En su consolidación también ha ayudado el trabajo realizado en el gobierno municipal y la visualización de Noemí Llauradó al frente de una concejalía como la de sanidad. Por todo ello, la euforia y las caras de emoción fueron la tónica predominante en Cal Massó.

No menos satisfechos y exultantes estaban ayer en la plaza del Castell. Y es que el PSC cerró ayer el podio de vencedores de estas apasionantes municipales con unos resultados que, sólo un par de meses atrás, hubieran parecía una quimera. Con 7.328 votos se quedaron a sólo 106 de los republicanos y, si nada cambia el guión previsto, se convierten en el principal partido de la oposición con seis concejales, los mismos que ERC. Además, los resultados obtenidos también el trabajo realizado por el alcaldable del partido, Andreu Martín, durante los últimos dos mandatos.

Y después está Ciudadanos. Los naranjas vivieron toda la noche electoral instalados en los cuatro concejales hasta el 80% de los votos escrutados, momento en que perdieron uno en beneficio de la CUP. A pesar de perder peso en el pleno municipal, y dejándose un millar de votos por el camino, el resultado obtenido ayer no visualiza la descarnada polémica vivida por las siglas con la expulsión de sus anteriores líderes. 

Lo que demuestra el peso de la marca que, a partir de hoy, deberá gestionar la líder de la formación Débora García, que se queda como el único partido constitucionalista de derechas tras quedar fuera el Partido Popular.

Por su parte, los cupaires lograron retener a tres concejales de los seis que lograron en el 2015 fruto de su gestión realizada con el caso Innova. Los 3.760 sufragios les reafirman con un partido con una sólida base de electores entre la ciudadanía.   

Ara Reus, la clave de la mayoría

Y después está Ara Reus. El partido municipalista obtuvo ayer unos resultados casi idénticos con el 2015 (2.793 votos) y retienen los dos concejales, aunque en esta ocasión con Dani Rubio a la cabeza y con la abogada Dolor Vázquez de número dos. El que fuera el impulsor de Ara Reus, Jordi Cervera, se queda fuera del consistorio. 

A pesar de que  nadie quiso hablar de pactos, a nadie se le escapa que los resultados dejan la puerta más que abierta para reeditar el actual gobierno municipal. Pero con una importantísima salvedad, y es que los dos concejales de Ara Reus otorgan la clave de la mayoría absoluta al gobierno de Carles Pellicer. 

Estos próximos días serán determinantes a la hora de cerrar de nuevo la alianza a tres bandas que ha gobernado la ciudad estos últimos años. No obstante, y a diferencia del actual mandato, hay que tener en cuenta que otras mayorías también son posibles.
 

Temas

Comentarios

Lea También