Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pellicer pedirá explicaciones al Gobierno por la 'desmesurada' redada

Enviará una carta al ministro de Justicia. Defiende el trabajo hecho para regularizar los contratos del Grup Salut y el hospital
Whatsapp
El alcalde Pellicer durante la comparecencia de ayer en la sala de prensa del Ayuntamiento. Foto: Alfredo González

El alcalde Pellicer durante la comparecencia de ayer en la sala de prensa del Ayuntamiento. Foto: Alfredo González

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, salió ayer en rueda de prensa por segunda vez esta semana para visualizar el malestar del gobierno municipal con todo lo sucedido los últimos días. Pellicer hizo suyas las reacciones surgidas desde la Cambra de Comerç y el Col·legi d’Advocats de Reus a la hora de tachar la macrooperación policial de «desmesurada». También criticó que la investigación sobre Innova está generando una alarma social que perjudica severamente la imagen de la ciudad.

Por todo ello, aseguró que enviará una carta al ministro de Justicia, Rafael Català, «para pedirle explicaciones sobre la actuación del operativo policial» desplegado el martes que finalizó con 25 registros y nueve personas detenidas. Además, también tiene intención de mantener una reunión con el presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona y su Fiscal jefe, «ante una situación generada que en nuestra opinión es excesiva».

En referencia a la primera teniente de alcalde, Teresa Gomis, reiteró su total confianza hacia su figura y aseguró que los servicios jurídicos de Convergència i Unió (CiU) están estudiando la presentación de recursos por la forma en que se produjeron los arrestos. Tras prestar declaración el viernes en el juzgado de Instrucción número 3 de Reus dentro de la pieza número 4 del caso Innova, el juez que instruye la causa imputó a Teresa Gomis presuntos delitos societarios, falsedad documental, contra la Administración Pública, blanqueo de capitales y, por último, un delito contra la salud pública.

 

Regularizar la contratación

El alcalde Pellicer también pidió en varias ocasiones un reconocimiento hacia el trabajo de regularización y defensa del interés público llevado a cabo en esta legislatura. Es más, declaró que «hemos puesto orden y dejado atrás un modelo de gestión y crecimiento desmedido alejado de las normativas y procedimientos propios de una administración pública». En este sentido, y siempre según su relato, repasó cómo se ha desarrollado todo este proceso. En primer lugar se encargó un informe de Intervención en 2012 sobre el funcionamiento del Ayuntamiento y las empresas municipales – también en el hospital y el Grup Sagessa– y, entre otras medidas, se decidió incorporar al secretario e interventor municipales en los consejos de administración. Pero no fue hasta finales de 2013 -principios de 2014 que se encargó un informe específico sobre el grado de cumplimiento de la normativa y se contrató a Jordi Colomer, actual director general de Sagessa. Su resultado fue demoledor, ya que dejó constancia de que sólo un 15% cumplía la Ley de Contraros del Sector Público.

Fue entonces, expuso el alcalde, cuando se aprobó por unanimidad de los consejos de administración del Hospital Sant Joan y el Grup Sagessa iniciar la regularización de la contratación pública «que nunca había existido». Además, defendió que su enorme complejidad hizo que todo el proceso no se iniciara antes y que, aún sabiendo la existencia de irregularidades «no podíamos dejar sin efecto las contrataciones en curso porque priorizamos el interés general. En caso contrario hubiera podido suponer el cierre de centros hospitalarios». Aún así, Pellicer apuntó que nunca antes del informe nadie les había alertado en que la forma utilizada para contratar las empresas no fuera legal.

En esta línea recordó que todo este proceso transitorio para poner el día las contrataciones del Grup Salut está siendo supervisado por un equipo de abogados.

 

Prótesis defectuosas

El alcalde también centró su comparecencia en la interlocutoria del magistrado Diego Álvarez de Juan sobre la existencia de presiones para que se contratara a Traiber S.L. que vendía prótesis en mal estado. «En el momento que el Departament de Salut nos alertó de las deficiencias de estas prótesis se suspendió su compra y también detuvimos la relación con Traiber». También anunció que se activó un protocolo de seguimiento de los afectados sin concretar más información.

Sobre el desajuste de 2,5 millones de euros en el hospital protagonizado por la misma empresa, el alcalde se limitó a responsabilizar a los anteriores gobiernos municipales ya que, según él, tuvo lugar en 2007.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También