Pellicer quiere reeditar el pacto con ERC y Ara Reus

Crónica. El líder de JxReus mueve ficha y apuesta por repetir un gobierno «avalado por las urnas». ERC se pone bien pero no renuncia a la alcaldía

F. Gras

Whatsapp
Carles Pellicer, aclamado por los militantes de Junts per Reus en la sede del partido. FOTO: alba mariné

Carles Pellicer, aclamado por los militantes de Junts per Reus en la sede del partido. FOTO: alba mariné

La emoción y el estrés de la  noche del domingo dejó paso ayer a una jornada de resaca electoral igualmente intensa. Con los partidos todavía digiriendo los resultados, el primero en mover ficha fue el vencedor de los comicios y líder de Junts per Reus, Carles Pellicer, para marcar un posicionamiento claro desde el principio. Quizás consciente del sainete vivido hace cuatro años –aunque la aritmética era muy distinta– Pellicer dejó claro que quiere reeditar el actual pacto de gobierno municipal con ERC y Ara Reus. Y lo quiere cerrar esta misma semana si es posible. 

Por este motivo espera abrir conversaciones con la líder republicana, Noemí Llauradó, y su homólogo de Ara Reus, Dani Rubio, para fijar las bases del pacto. «Las urnas han avalado el trabajo realizado por el actual equipo de gobierno municipal otorgándole 6.000 votos más y que supera el 45% del total», aseguraba Pellicer, quien considera que es «la mejor opción para la gobernabilidad de la ciudad porque garantiza un gobierno estable».   

Los históricos resultados de ERC, que pasan de dos a seis concejales, hacen presagiar que las conversaciones no serán sencillas. De hecho, Llauradó parece dispuesta a reeditar el actual acuerdo de gobierno pero no renuncia a la alcaldía de la ciudad. «Nos presentamos a las elecciones para lograr la alcaldía. Y con los resultados obtenidos, ahora nos toca defenderla», aseguraba ayer en declaraciones al Diari sin querer entrar en más detalles. Tampoco quiso pronunciarse mucho más allá Pellicer, que consideraba que todavía era muy temprano para hablar de líneas rojas o reparto de concejalías.

También están dispuestos a repetir el gobierno municipal desde Ara Reus que, a pesar de no lograr los resultados deseados, tienen la clave para cerrar la mayoría absoluta. Precisamente, la grandísima diferencia con el actual mandato, que ha visto como se prorrogaban los presupuestos o se organizaban cuestiones de confianza por falta de sumar 14 o más concejales en el pleno. Por lo tanto, los próximos días se prevén intensos para dejarlo todo bien atado antes del 15 de junio, fecha en la que tendrá lugar el acto de constitución del nuevo consistorio. 

¿Y el PSC?

La suma de Junts per Reus, ERC y Ara Reus no es la única que otorga una mayoría absoluta. Los seis concejales del PSC le dan un gran protagonismo. Su alcaldable, Andreu Martín, defiende la formación de un gobierno de izquierdas con los republicanos. Con la CUP, que cerró el escrutinio con tres concejales, no lo descarta, pero Martín es consciente que éste es un escenario complicado. Además, subraya que los socialistas son los únicos que podrían hacer alcaldesa a Noemí Llauradó. Unos cantos de sirena que parece que no llegarán a buen puerto. La suma de izquierdas la hace saltar por los aires la situación política que atraviesa el país y la celebración del juicio del Procés. Los cupaires han subrayado en varias ocasiones que no pactarían con ningún partido del 155, un posicionamiento que ayer mismo apoyaba la propia alcaldable de ERC.

Temas

Comentarios

Lea También