Más de Reus

Reus Igualdad

Permiso menstrual de ocho horas en el Consell Comarcal del Baix Camp

Las trabajadoras que acrediten dolor con un certificado ginecológico podrán ausentarse de la entidad y recuperar el tiempo en tres meses. La Comisión Paritaria perfilará la medida

M. PÉREZ

Whatsapp
Un acto reivindicativo llevado a cabo el pasado 8-M en la plaza de la Llibertat. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Un acto reivindicativo llevado a cabo el pasado 8-M en la plaza de la Llibertat. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El Consell Comarcal del Baix Camp ha acordado que sus trabajadoras tengan la opción de acogerse a un «permiso de flexibilización, ciclo menstrual y climaterio» si es que así lo necesitan. La medida, novedosa, sigue la estela de la que el Ayuntamiento de Girona aprobó recientemente. Aquí la impulsa la CUP-Amunt, a través de una moción que obtuvo unanimidad en el pleno del pasado mes de junio.

La vicepresidenta del Consell Comarcal, Rosa Maria Abelló, explica que ahora el texto se pondrá «en manos de la Comisión Paritaria para que estudie y perfile de qué manera se aplica», y destaca que «los políticos no queremos pasar por encima de la plantilla, que tiene también mucho que aportar».

La moción prevé que el permiso abarque «a todas las trabajadoras, sean mujeres, hombres trans o no binarias, siempre que acrediten mediante un certificado ginecológico que sufren dolores habituales que les incapaciten para desarrollar sus labores de trabajo durante los ciclos, la menstruación o el climaterio». Y contempla extender la norma a los convenios de condiciones de trabajo del Consell Comarcal y a los de sus empresas dependientes. Tal como expresó en la sesión la portavoz del grupo de la CUP-Amunt, Laia Muntas, los que se pretende cubrir con el permiso son «procesos fisiológicos naturales y no una enfermedad, pero en algunos casos producen dolor e incapacidad para realizar las tareas».

Aunque inicialmente se especificaba que el permiso fuese retribuido, finalmente se introdujo una enmienda: será de ocho horas mensuales que deberán recuperarse en los tres meses siguientes. Abelló indica que «la moción recoge unas voluntades que se tendrán que trabajar» y dice que «debe considerarse que no genere perjuicio a nadie ni desigualdades, y que se use para su finalidad». Algunos municipios del Baix Camp «también están analizando esta línea». El Consell Comarcal tiene unos 120 empleados y aproximadamente un 80% son mujeres.

Temas

Comentarios

Lea También