Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden 10 años de cárcel para los cinco acusados de tener un laboratorio de cocaína en Reus

La operación se inició a raíz de la llamada de la Fiscalía de Colombia tras del desmantelamiento de un clan, formado por quince personas

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los agentes durante la detención de los sospechosos en la nave que utilizaban de laboratorio. FOTO: CNP

Los agentes durante la detención de los sospechosos en la nave que utilizaban de laboratorio. FOTO: CNP

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona verá hoy el caso de cinco procesados acusados de pertenecer a una banda organizada que tenía un laboratorio para la transformación y elaboración de cocaína en una nave de Reus.

El fiscal pide para cada uno de los presuntos miembros de la banda cuatro años y medio de prisión y multa de 14.000 euros por un delito de tráfico de drogas y seis años más por tenencia a organización criminal.

En el encuentro de hoy se intentará que las partes –abogados defensores y fiscal– lleguen a un acuerdo y así evitar que el caso llegue a juicio.

Los acusados son cinco ciudadanos colombianos que, según la Fiscalía, se integraron en un entramado coordinado y dirigido cuya finalidad era «obtener beneficios económicos derivados del tráfico ilegal de drogas en la provincia de Tarragona».

El plan de los acusados, según el escrito de acusación, era la creación en la demarcación de un laboratorio dedicado a la producción de cocaína, una actividad a la que se dedicaban, al menos, desde mediados de 2016.

Los procesados mantenían constantes contactos con un grupo criminal ubicado en Colombia, contactos que eran mantenidos por el máximo responsable del grupo, F.A.G.V. Otro de los procesados se trasladó de Colombia a España con la finalidad de poder participar en el proceso de elaboración de la cocaína, dirigiendo el procedo de creación del laboratorio y el ‘cocinado’ de la sustancia. Los otros tres encausados participaban en el proceso de elaboración de la cocaína.

La investigación se inició a raíz de una llamada recibida por la Policía el 17 de agosto de 2016 por parte de la Fiscalía adscrita a la Unidad Antinarcóticos de Medellín (Colombia).

Informaba de la operación realizada en aquel país, que había dado como resultado la detención de quince personas y el desmantelamiento de un laboratorio para el procesamiento de clorhidrato de cocaína. Dicha operación, desarrollada en aquel país sudamericano, desvelaba que algunos de los miembros de la organización estarían delinquiendo en España, aportando el nombre de uno de los líderes, apodado El patrón.
A partir de este momento comenzó la colaboración entre las policías de ambos países, interceptándose diferentes comunicaciones entre los procesados, a los cuales se sometió a un seguimiento. 
Finalmente, el 19 de enero de 2017 se registró un taller de reparación de vehículos, en la carretera del Morell. Se encontró gran cantidad de productos químicos, presuntamente utilizados para la transformación de la cocaína procedente de Colombia, según el fiscal. 

Temas

Comentarios

Lea También