Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden 18 meses de cárcel para la tuitera de Reus que amenazó al juez Llarena

El fiscal acusa a la mujer, de 50 años, de un delito de amenazas y otro de injurias graves por haber enviado un mensaje a través de las redes diciendo que el magistrado y su esposa ya no podrían ir por la calle a partir de ahora

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de archivo de Pablo Llarena. FOTO: josé luis cereijido/EFE

Imagen de archivo de Pablo Llarena. FOTO: josé luis cereijido/EFE

La reusense acusada de haber amanazado a la esposa del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena se enfrenta a un año y medio de prisión y a pagar una multa de 2.100 euros como autora de un delito de amenazas –o alternativamente uno de coacciones– y otro de injurias graves. Así se recoge en el escrito de acusación de la Fiscalía de Tarragona, al que ha tenido acceso el Diari.

El pasado 26 de marzo, la Fiscalía Superior de Catalunya pidió medidas de protección personal para el magistrado del Supremo Pablo Llarena y su familia, a raíz de un tuit en el que una internauta de Reus daba detalles sobre su esposa y sobre dónde pasan los fines de semana y amenazaba: «No podrán ir por la calle a partir de ahora».

En un escrito, el fiscal superior de Catalunya, Francisco Bañeres, ordenaba a los Mossos d’Esquadra que averiguaran la identidad de la internauta, al considerar que podría haber cometido un delito de amenazas o alternativamente de coacciones por el tuit en el que detalla el nombre y cargo en el puesto de trabajo de la esposa de Llarena y la población catalana –Sant Cugat del Vallès– en la que pasan los fines de semana.

Después de que los Mossos d’Esquadra identificaran a la persona y lo notificaran, el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus abrió diligencias previas y el fiscal ya ha presentació el escrito de acusación contra la sospechosa.

La acusada es M.S.O., de 50 años y sin antecedentes penales. Sobre las 22.30 horas del 25 de marzo de este año, desde la localidad de Reus, emitió desde su perfil de Twitter, de acceso público y disponible en aquel momento para cualquier usuario de la red, el siguiente mensaje:  «La dona del fill de puta d’en Llarena és Gema Espinosa, directora de l’Escola Judicial de Vallvidrera (al costat de l’Observatori Fabra). Viu a Sant Cugat (on ve el fdp els caps de setmana). Cal difondre-ho perquè han de saber que  no podran anar pel carrer a partir d’ara!!!». La procesada se negó a declarar ante el juez el día en que fue citada ante el juez instructor.

El mensaje, según el fiscal, tenía el «ánimo de amedrentar a Gema Espinosa, esposa de Pablo Llarena Conde y a su familia». Recuerda el escrito que el destinatario de las frases es el magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo encargado de la instrucción de la causa especial seguida por presuntos delitos de rebelión, sedición, desobediencia y malversación de caudales públicos contra exaltos cargos de la Generalitat y el Parlament de Catalunya.

El fiscal superior aseguraba hace dos semanas que el contenido de este mensaje resultaba «a primera vista» constitutivo de un delito de amenazas o, alternativamente, de uno de coacciones, puesto que de su texto «no se desprende sino la intención de provocar intranquilidad de ánimo, inquietud y zozobra en las personas que en el mismo se designan o la de impedirles o dificultarles su libertad de obrar».

Por este motivo, la Fiscalía Superior de Catalunya acordaba incoar diligencias de investigación y ordenaba a los Mossos d’Esquadra a que identificaran a la internauta y que «dispongan las medidas necesarias dirigidas a la protección personal de las personas citadas en el mensaje y de su familia».

Comentarios

Lea También