Más de Reus

Piden la liberación de un reusense detenido en Granada por las protestas proHasél

Se le acusa de hacer barricadas, de prender fuego a varios contenedores y de lanzar botellas, ladrillos y adoquines contra agentes policiales. Está en prisión sin fianza hasta la celebración del jucio.

ACN

Whatsapp
Imagen de los disturbios en Granada. Cedida

Imagen de los disturbios en Granada. Cedida

Un reusense de 20 años, Cristian Mestre, se encuentra en prisión preventiva en Granada acusado de desórdenes públicos, daños y atentado a agentes de la autoridad en el marco de las protestas convocadas a favor del rapero Pablo Hasél en la ciudad andaluza. La policía española lo acusa presuntamente de hacer barricadas, de prender fuego a varios contenedores y de lanzar botellas de vidrio, ladrillos y adoquines contra agentes policiales en una protesta, el 16 de febrero, que acabó con disturbios.

El lunes, el juzgado número 2 de Granada decretó el ingreso del chico en prisión sin fianza para asegurar la celebración del juicio y para evitar el riesgo de fuga, según el auto a que ha tenido acceso ACN. La defensa ha recorrido la decisión ante la Audiencia provincial.

Al chico lo detuvieron el sábado después de una concentración convocada en la plaza Nueva de Granada, pero la policía española lo buscaba por los actos vandálicos del 16 de febrero. Varios manifestantes quemaron contenedores y malograron mobiliario urbano en el centro de la ciudad. Según el Ayuntamiento, los daños subieron a 30.000 euros.

El juzgado de instrucción número 2 de Granada, en funciones de guardia, tomó declaración al detenido. Según el auto de la jueza, a raíz de las investigaciones policiales se acusa el chico de haber volcado e incendiado varios contenedores con pastillas iniciadoras de fuego, de crear barricadas y de coger piedras para lanzarlas contra la policía.

Según la resolución de la magistrada, durante la declaración judicial el chico reconoció haber hecho diferentes pintadas en calles de la ciudad y haber arrancado señales de tráfico. Incluso, habría admitido que llevaba esprays y pastillas iniciadoras de fuego dentro de una mochila.

El auto apunta que, en el momento de ser detenido, el día 20, el chico llevaba dentro de la mochila uno pantalón negro, una cazadora de color burdeos y una braga de color negro con los colores de la bandera de los Estados Unidos. Una vestimenta, apunta la jueza, que el chico llevaba en la manifestación del 16 de febrero, según las grabaciones hechas por la policía española, y que el mismo detenido reconoció como propia en sede judicial.

Una medida proporcionada y no arbitraria, según la jueza

Durante la comparecencia judicial, la fiscalía pidió la prisión provisional incondicional y comunicada, mientras que la defensa pidió la libertad provisional, con o sin fianza. La jueza considera la prisión como una medida procedente, "proporcionada y no arbitraria" atendida la pena que afronta, "la alarma social que producen estos hechos" y la frecuencia con la cual se han cometido hechos similares.

Además, la magistrada argumenta que la prisión provisional, además de servir para asegurar la celebración del juicio y, en su caso, el cumplimiento de la pena, permite evitar el riesgo de fuga al extranjero existente "por la proximidad de la frontera" y por las circunstancias personales, familiares y profesionales del joven, que tiene la familia en Catalunya.

Además de Cristian Mestre, hay otro joven ingresado en la prisión de Albolote de Granada con los mismos cargos de desórdenes públicos atentado contra agentes de la autoridad y daños. Con motivo de los incidentes de la noche del 16 de febrero hay cuatro personas que han quedado en libertad. La investigación del caso la coordina el juzgado de instrucción número 8 de Granada.

Movimiento para reclamar la libertad

Este jueves la defensa de Cristian Mestre presentó un recurso ante la Audiencia Provincial de Granada contra el auto de prisión y se espera que el órgano judicial resuelva en los próximos días, según ha informado en las redes sociales. De momento, se ha convocado una concentración este jueves en la plaza Nueva para exigir su puesta en libertad.

Por su lado, entidades de la izquierda independentista de Reus han denunciado que el joven no tiene antecedentes y que "un grupo de policías secretas se le acercaron por detrás y le dieron un golpe de porra por la espaldas, hecho que aprovecharon para detenerlo cuando no podía moverse y estaba indefenso". También se ha activado un movimiento de apoyo en la capital del Baix Camp.

Temas

  • Pablo Hasél
  • Diari de Reus
  • manifestaciones
  • protestas
  • sucesos
  • altercados

Comentarios

Lea También