Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Plena ocupación comercial en las calles Llovera y Monterols

No hay ningún local disponible en las dos principales vías del centro de la ciudad. El Tomb y la Unió de Botiguers apuntan a una rotación de negocios debido a la época del año que suele repitirse cíclicamente

Carla Bergadà

Whatsapp
En la calle Monterols no hay ningún local disponible. FOTO: Fabian AcidRes

En la calle Monterols no hay ningún local disponible. FOTO: Fabian AcidRes

Es casi imposible encontrar un cartel de ‘Se vende’ o ‘En alquiler’ a lo largo de las calles Llovera y Monterols. De hecho, aunque todavía hay dos locales vacíos, el Diari ha podido saber que ya tienen inquilino y que muy pronto dejarán de estarlo. Así, los más de ochenta espacios para negocios ubicados entre las principales arterias comerciales de Reus rozan la plena ocupación. 

 La salud comercial sigue en buena forma y eso es innegable, aunque los representantes del sector en la ciudad no quieren aventurarse a llamarlo ‘recuperación’. Gemma Molner, de El Tomb de Reus, y Alfred Pitarch, de la Unió de Botiguers de Reus, coinciden en que la situación favorable que se da en ambas vías podría tener que ver a la época del año. 

«Normalmente de cara a la primavera, quizás porque se alarga el día, porque el carácter se nos transforma o porque hay más gente por la calle —y por lo tanto, más posibilidad de venta—, suele darse más movimiento de aperturas de comercios que quizás en otoño o en invierno cerraban. Es una época atractiva para abrir establecimientos», explica la presidenta de El Tomb de Reus. Similar es la opinión de su homólogo en la Unió de Botiguers: «Ahora es época de inversión y cambios pero no quiere decir que vaya mejor». La concejal de Projecció de Ciutat, Montserrat Caelles, apunta, además del buen tiempo, a la temporada alta turística como otro posible factor propiciable. 

En la misma linea, Alfred Pitarch cree que las buenas cifras de ocupación en la calle Llovera y Monterols no tienen nada que ver con los espacios vacíos que pueden verse en el Raval de Jesús o la Plaça del Mercadal. «No significa que el comercio se haya recuperado. Es pronto para decirlo porque es habitual que haya nuevos negocios, habrá que ver si hay estabilidad», insiste el representante comercial. Precisamente esta es la misma preocupación de Molner: «Espero que las aperturas perduren. Ahora hay que procurar que sean negocios de un tiempo medio-largo».

El consistorio está dispuesto a trabajar para que así sea. Montserrat Caelles «celebra» la noticia de las nuevas aperturas y confiesa que desde la Taula de Comerç «tenemos que continuar trabajando para que cuando un establecimiento abra, tenga detrás un buen plan de negocio, un estudio de datos, se centre un comercio más especializado y experiencial...». En definitiva, quiere que los valientes que han apostado por la ciudad se queden. «Ahora queremos continuar potenciando la dinamización comercial para que mantengan las puertas abiertas, seguir trabajando para ocupar los locales que todavía están disponibles en la ciudad y, a su vez, ofrecer el asesoramiento a futuros emprendedores», detalla la concejal, que lo tiene claro: «Reus es una ciudad atractiva para invertir en comercio».

Respecto al potencial comercial de la capital del Baix Camp, Pitarch, Molner y Caelles no tienen ninguna duda. «Es muy buena noticia que se instalen diferentes marcas, productos y servicios que elijan el centro porque de posibilidades hay muchas y están poco explotadas», explica la presidenta de El Tomb de Reus. «No podemos crear falsas expectativas pero es cierto que el comercio está muy vivo y que la gente apuesta por Reus, continuamos siendo un referente comercial», termina Alfred Pitarch, de la Unió de Botiguers de Reus. Por su parte, Montserrat Caelles, responsable municipal de Projecció de Ciutat, comparte la idea: «Creemos que continuamos siendo una importante ciudad para captar emprendedoría comercial». 

Cambio de modelo

Según comenta Gemma Molner, la tendencia comercial está cambiando. «La gran distribución, con herramientas para llegar al cliente final y estudiar sus hábitos y preferencias, se da cuenta que lo que funcionaba hace diez o quince años, coger el coche e ir al extrarradio a hacer la compra en un gran punto de venda, ya no se quiere ni se necesita», explica con detalle. «Las tendencias cambian y hay veces que al pequeño comercio nos van en contra y nos tenemos que adaptar pero en este caso, nos va a favor», aclara la presidenta de El Tomb de Reus. Ante tal situación, como el cliente ya no quiere desplazarse y buscatenerlo ‘a mano’, el e-commerce  y las tiendas que uno encuentra paseando por la ciudad se ven beneficiados. «Si las grandes distribuidoras se han fijado y apuestan por abrir puntos de venta en el centro de los municipios, Reus es una ciudad muy especial a nivel comercial, cultural y de restauración como para ser suficientemente atractiva para que haya grandes marcas que puedan venir al centro», argumenta. Con todo, podría ser que la mejora comercial se acentuara todavía más a corto plazo. 

La concejal Caelles apunta hacia la misma dirección que Molner: el emprendedor «tiene que tenerse en cuenta que se produce en un entorno de profundos cambios en hábitos de consumo y de profundos cambios en los modelos comerciales». Con el viento a favor, habrá que esperar para saber si hablamos de recuperación.

Acción comercial: Vuelve la Festa de la Primavera

Durante la próxima semana, desde el lunes 29 de abril hasta el domingo 5 de mayo se llevará a cabo en Reus la Festa d ela Primavera. Organizada por El Tomb de Reus, con el apoyo de la Agència Reus Promoció, se trata de un evento pensado para dinamizar el potencial comercial de la ciudad y que sirve para que los comercios presenten sus propuestas para esta temporada.
Un año más, cuenta con varias actividades dentro de su programación, básicamente en las calles del centro. ‘Vermuts musicals’, un concurso de dibujo, talleres de costura, de maquillaje, nutrición y autoayuda, presentaciones de productos, regalos, degustaciones, sorteos, promociones y descuentos conforman la iniciativa de El Tomb. 
Como novedad de esta edición, en colaboración con el Taller Baix Camp, los establecimientos repartiran velas en forma de flor a los clientes durante toda la semana de la Festa de la Primavera. En esta linea, un acuerdo con el Institut Gabriel i Ferrater ha hecho posible que una alumna fuera la diseñadora del cartel de la acción, Nerea Licoiu Sánchez.
La edición de este año tendrá un componente digital con la campaña #MiraQueTinc a través de la cual se presentarán y se darán a conocer vía redes sociales aquellos productos más destacados o servicios más relevantes de los comercios de la ciudad. Además, se ha organizado un concurso de Instagram con el que se podrá ganar un vale de 150 euros de compra para quien suba la imagen más primaveral, una sesión de asesoramiento de imagen para la foto más divertida y un lote de Vermuts Miró para la más original. 
La Festa de la Primavera se complementará con una actuación musical itinerante por el centro el viernes por la tarde a cargo de Batukada Trokatrons, quien pondrá ritmo al evento.

Temas

Comentarios

Lea También