El Colegio de Abogados de Reus en defensa de los animales

Desde el año 2018, Yvonne Figueras Talarn preside la Comisión por la Defensa de los Derechos de los Animales del Colegio de Abogados de Reus

SÍLVIA FORNÓS

Whatsapp
Yvonne Figueras Talarn ejerce de abogada desde el año 1988. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Yvonne Figueras Talarn ejerce de abogada desde el año 1988. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Yvonne Figueras Talarn (Reus, 1965) ejerce como abogada desde el año 1988 tras licenciarse en la Universitat de Lleida. Desde el año 2018 preside la Comisión por la Defensa de los Derechos de los Animales del Colegio de Abogados de Reus y que tiene como objetivo defender los derechos de los animales ofreciendo, además, un servicio de orientación jurídica animalista.

¿Por qué decidió dedicar su trayectoria profesional a la abogacía?

Cuando tuve que decidir qué estudiar, me llamó la atención la carrera de Derecho y una vez terminé tuve claro que ejercería la abogacía, aunque hubiese podido optar por prepararme las oposiciones para ser funcionaria, jueza, fiscal o inspectora de trabajo.

¿Cuál fue su primer caso?

Por designación del turno de oficio, mi primer caso fue el divorcio de un matrimonio que llevaba muchos años casado.

¿Por qué es importante el turno de oficio?

Basándome en mi experiencia profesional, trato de la misma manera un asunto de oficio que un caso particular, es decir, pongo el mismo interés en ambos. A mi entender, el abogado o abogada de la persona que litiga a través de la justicia gratuita, porque no tiene recursos, debe hacer su trabajo igual que lo haría en un caso particular. Todas las personas tienen derecho a una defensa con todas las garantías.

En el ejercicio de la profesión, ¿por qué es relevante prestar servicio en el turno de oficio?

Recién licenciado, impulsar un despacho de abogados y encontrar clientes no es un trabajo fácil. Por ello, el turno de oficio te permite adquirir experiencia práctica, ya que la carrera es muy teórica y la realidad es muy diferente a los estudios. Los asuntos de oficio sirven para reunir práctica en el ejercicio de la abogacía.

¿Dónde encuentra un abogado o abogada sus clientes?

A diferencia de otras épocas, ahora podemos publicitarnos. Pero lo que realmente ayuda es el boca a boca, es decir, la recomendación de un cliente satisfecho a sus amigos, familiares, conocidos, etc.

A lo largo de su trayectoria habrá tenido litigios más agradables y otros no tanto.

Sí. Hay casos que, por una cuestión de sensibilidad, te afectan más que otros, ya que antes que abogados, somos personas y tenemos sentimientos. En este sentido, intento no hacer de los asuntos algo personal, es decir, luchar con todos los mecanismos y con todas las legalidades pertinentes para que el cliente resulte beneficiado.

¿Cuándo un cliente entra en su despacho qué no le dice?

Nunca le puedes decir o asegurar que su asunto está ganado, ya que depende de muchos factores. La resolución final depende de una tercera persona que es el juez. Como abogada, lo que está en mis manos es poner todos los mecanismos en funcionamiento para hacer bien mi trabajo.

La lentitud de la justicia sigue siendo un problema.

Los abogados estamos muy mentalizados y por ello debemos informar al cliente de que en una primera instancia el resultado puede ser favorable o desfavorable. A partir de aquí la otra parte puede interponer un recurso y alargarse la tramitación en el tiempo.

Entonces, ¿es recomendable empezar con una mediación entre ambas partes?

Cuando un cliente viene a mi despacho lo primero que intento es intentar llegar a un acuerdo con la otra parte. Para mí, es una premisa fundamental poder solucionar el asunto de común acuerdo, ya sea de manera extrajudicial o aportando un acuerdo formalizado entre ambas partes al juzgado, ya que siempre es más beneficioso para los clientes. Mi prioridad, siempre que se pueda, es llegar a un acuerdo, aunque hay asuntos que, a pesar de intentarlo, resulta imposible.

Desde el año 2018 es presidenta de la Comisión por la Defensa de los Derechos de los Animales del Colegio de Abogados de Reus. ¿Qué balance hace?

Estamos muy contentos del funcionamiento de la comisión y de los asuntos que nos han llegado y que hemos podido solucionar satisfactoriamente. A través de este servicio de orientación jurídica animalista, atendemos todas las consultas que nos llegan y asesoramos legalmente a las personas que acuden a la comisión. Y si en consecuencia se debe iniciar algún trámite por vía judicial, como interponer una denuncia o comparecer en algún procedimiento, les ayudamos de forma gratuita.

¿Por qué es necesario defender los derechos de los animales?

Como es obvio, ellos no pueden defenderse y nosotros debemos ser su voz para garantizar sus intereses ante cualquier situación de maltrato o abandono. Cada vez hay una mayor concienciación, pero debemos seguir trabajando porque todavía hay personas que desconocen, por ejemplo, los pasos que deben seguir si son conocedores de un caso de maltrato animal.

No hacer nada no es la solución.

Aunque hemos avanzado en la lucha contra el maltrato animal, todavía queda mucho camino. Denunciar los casos es primordial para que lleguen a los juzgados y que la persona maltratadora sea condenada por el maltrato que haya podido cometer en un momento dado. Hay que demostrar que la justicia funciona en estos casos y que si maltratas a un animal tendrás una sentencia condenatoria por este delito.

Temas

  • Comisión por la Defensa de los Derechos de los Animales
  • Colegio de Abogados de Reus

Comentarios

Lea También