Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Posibles ayudas ilegales a Ryanair por operaciones en los aeropuertos de Reus y Girona

La Comisión Europea amplía la investigación abierta en 2013. La compañía habría conseguido ayudas a través de acuerdos de 'marketing'

Agències

Whatsapp
Imagen de archivo de un avión Ryanair. FOTO: ACN

Imagen de archivo de un avión Ryanair. FOTO: ACN

La Comisión Europea de manera «preliminar» considera que Ryanair y otras compañías habrían recibido ayudas de Estado ilegales para sus operaciones en los aeropuertos de Reus y Girona. Unas ayudas que habrían conseguido gracias a acuerdos de marketing firmados con las autoridades públicas. «La Comisión ahora investigará más para determinar si esta visión inicial se confirma», anunció ayer el ejecutivo europeo. 

La Comisión Europea abrió esta investigación en octubre del año 2013 para evaluar si los acuerdos entre las autoridades públicas y las aerolíneas que operan en los aeropuertos catalanes de Reus  y Girona-Costa Brava, principalmente Ryanair, vulneran las normas comunitarias. 

Bruselas recibió en mayo de 2012 un denuncia de una compañía aérea que opera en Barcelona-El Prat y que consideraba que las condiciones obtenidas por la aerolínea low cost irlandesa Ryanair en los otros dos aeropuertos suponían una ayuda estatal ilegal para la empresa. A raíz de esa denuncia, la Comisión investiga a todas las empresas que han firmado acuerdos similares con los poderes públicos en Girona y Reus y también a los propios aeropuertos, al considerar que se podrían beneficiar indirectamente de esos arreglos para reducir sus costes.

Los acuerdos, según explica la Comisión Europea, se refieren a la publicidad de las regiones afectadas y contienen diversas condiciones relativas a la presencia y escala de las operaciones de las líneas aéreas en los dos aeropuertos. Gracias a estos pactos las aerolíneas recibieron «incentivos de marketing» desde 2004. 

La Comisión no descarta que estos acuerdos de comercialización otorguen a las compañías aéreas o a los aeropuertos implicados una ventaja indebida respecto de sus competidores ni que, por lo tanto, sean incompatibles con el mercado interior. 

La ampliación ahora de la investigación en profundidad da la oportunidad a las partes de presentar comentarios y no prejuzga el resultado de la misma, recordó ayer la Comisión Europea.

Temas

Comentarios

Lea También