Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Prat cobró de un proveedor privado mientras era presidente del ICS

Habría recibido 7.000€ al mes durante cuatro meses según un informe de la Agencia Tributaria incluido en el caso Innova

Diari de Tarragona

Whatsapp
Josep Prat en una imagen de archivo entrando en los juzgados de Reus. Foto: alba mariné

Josep Prat en una imagen de archivo entrando en los juzgados de Reus. Foto: alba mariné

El exdirector general de Innova, Josep Prat, habría cobrado de un proveedor privado mientras estaba al frente del Institut Català de la Salut (ICS) y sin que la Generalitat de Catalunya tuviera conocimiento de ello. Así lo publicaba ayer El País tras tener acceso a un informe de la Agencia Tributaria incluido en el sumario del caso Innova. 

Según la información del rotativo, Prat estuvo cobrando 7.000 euros al mes durante cuatro meses del grupo Eresa, un importante proveedor sanitario, cuando ya ostentaba la presidencia del ICS. Su relación se remontaría antes de su elección al frente del ICS, ya que la misma empresa habría pagado a Prat un total de 142.240 euros.  

Al parecer, estuvo cobrando estas cantidades a través de su empresa familiar, Wanplais S.L.,  que está siendo investigada en una pieza separada de la macro causa Innova que instruye el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus. Tanto en esta pieza, la número 7, como en otras, se encuentra investigado por varios presuntos delitos. 

Eresa pagó a Prat como asesor para acceder al mercado de la República Dominicana

En la información se citan fuentes del equipo del exconseller Boi Ruiz que aseguran que «Prat no informó nunca del hecho que estuviera percibiendo estos cobros», que consideran «difícilmente compatibles» con el cargo de presidente del Institut Català de la Salut. 

También aparecen declaraciones de un portavoz de Eresa que manifiesta que los pagos «eran contratos de asesoría para las gestiones realizadas por el señor Prat para que Eresa pudiera entrar en el mercado de la República Dominicana. Fruto de estos contactos se llegaron a celebrar distintas reuniones con cargos públicos y privados de este país, a pesar de que al final no fructificaron». 

Según se señala, el propio Prat «también atribuyó los pagos a consultorías per no ofreció más detalles». 

Temas

Comentarios

Lea También