Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Prat y el gerente de Reus Transport, condenados a pagar 70.760 euros

Segunda sentencia del Tribunal de Cuentas en que se ratifica el castigo por los aumentos salariales en las empresas municipales

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo de Josep Maria Adserà, cuando era gerente de Reus Transport. Foto: Pere Ferré/DT

Imagen de archivo de Josep Maria Adserà, cuando era gerente de Reus Transport. Foto: Pere Ferré/DT

El Tribunal de Cuentas (TCU) ha dictado una nueva sentencia firme sobre el caso Innova y que se asemeja mucho a la que ayer trascendió sobre la condena al ex director general del holding, Josep Prat, por subir el sueldo a la plantilla de la empresa municipal Reus Esport i Lleure (Rellsa).

En esta ocasión, el TCU desestima de nuevo los recursos de apelación presentados por las defensas del que fuera director general del holding municipal y del gerente de Reus Mobilitat i Serveis (Reus Transport Públic), Josep Maria Adserà, por no congelar los salarios a los trabajadores de Reus Transport Públic durante los años 2009, 2010 y 2011. Por ello, además, les obliga a indemnizar al Ayuntamiento de Reus con 70.760€ en el caso de Prat como responsable contable y, solidariamente, a Adserà por importe de 47.747€. Además, también deberán pagar los intereses devengados y las costas del proceso judicial.

La sentencia, que ya no puede ser apelada, reitera los mismos argumentos que llevaron a desestimar el primer recurso de apelación al respecto de que la subida de los sueldos vulneró la Ley de Presupuestos del Estado. El escrito del Tribunal de Cuentas, al que ha tenido acceso el Diari, también exonera de cualquier tipo de responsabilidades al secretario e interventor municipal y señala que Reus Transport es una empresa pública a todos los efectos.

«La infracción señalada ha producido un daño patrimonial en los fondos de la sociedad Reus Transport y, por ende, del Ayuntamiento de Reus al ser una sociedad anónima municipal cuyo capital pertenece íntegramente a dicha entidad local por importe de 70.760 €».

En este sentido, la sentencia recoge en su parte final que: «el perjuicio económico se ha originado por la actuación, al menos gravemente negligente, de Prat y Adserà quienes por las competencias que tenían atribuidas, les correspondía señalar los sueldos, retribuciones y salarios del personal de la sociedad». Como ya ocurriera con el anterior caso, tanto el Ayuntamiento de Reus como Reus Transport y el Ministerio Fiscal se opusieron al recurso presentado por los dos encausados.

Al ratificarse la anterior sentencia, el Tribunal de Cuentas mantiene la exención de toda responsabilidad a Xavier Sarrà, que asumió la gerencia en julio de 2011, por considerar que no tuvo responsabilidad en la aplicación de las subidas salariales ni tenía obligación de revisar los acuerdos que estaban en vigor cuando llegó al cargo.

Es importante mencionar que este proceso, al igual que el resto de causas que dirime el Tribunal de Cuentas, se lleva a cabo por la vía administrativa y no penal. La vertiente sobre los presuntos delitos que puedan surgir de la macrocausa Innova los investiga el Tribunal de Instrucción número 3 de Reus.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También