Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Proyectan urbanizar y crear una nueva calle en el barrio Immaculada de Reus

El proyecto, en fase de exposición pública, se circunscribe en el sector conocido como ‘Forques Velles’

F. Gras

Whatsapp
La zona en la que se actuará se sitúa en el barrio Immaculada y colinda con el Barranc dels Capellans. FOTO: alfredo gonzález

La zona en la que se actuará se sitúa en el barrio Immaculada y colinda con el Barranc dels Capellans. FOTO: alfredo gonzález

La última junta de gobierno local  del Ayuntamiento de Reus aprobó el proyecto de urbanización del sector 4.12 conocido como Forques Velles, en el barrio Immaculada, y presentado por la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). En estos momentos, se encuentra en fase de exposición pública y, de forma más concreta, afecta al ámbito que delimitan las calles Germanor, Vicenç Garcia y l’Hospitalet con una parte del Barranc dels Capellans.  

A grandes rasgos, las obras proyectan la transformación de la zona en suelo urbano con la construcción de una nueva calle y la ampliación de la calle Antònia Abelló i Filella. Se trata de un área principalmente sin edificar y con algunas casas en estado de abandono que podrían ser derribadas si obstaculizan la intervención urbanística planteada en el sector de las Forques Velles. Precisamente, una de las funciones de los trabajos previstos es la dejar todo el espacio listo para una posible edificación futura de viviendas. 

Según la memoria del proyecto, la actuación contempla tanto la instalación de la red de saneamiento y del alumbrado público, la pavimentación de la calzada, la red de abastecimiento de agua potable, gas y de energía eléctrica, la red de comunicaciones y la jardinería. En total, el ámbito de actuación es de unos 10.000 metros cuadrados y las obras están presupuestadas en unos 424.000 euros. El plazo de ejecución de las obras se estima en seis meses.

Zona verde

El conjunto de las actuaciones también pasa por potenciar la zona verde correspondiente al sector que debe ser urbanizado para convertirlo en un amplio espacio pensado para el uso de los peatones. Sin ir más lejos, el proyecto prevé la instalación de bancos y papeleras, la implantación de una red de aguas y una fuente. En estos momentos, la zona no presenta un estado boscoso que, dentro de las posibilidades, se espera preservar. 

Temas

Comentarios

Lea También