Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas por la dejadez de los cables de red de fibra óptica en fachadas de Reus

Algunos vecinos se preguntan cuándo se retirará el cableado de la vía pública tras meses expuesto. Fuentes municipales aseguran que los trabajos todavía no han terminado
Whatsapp
Aspecto de unos cables en la fachada de un edificio de la calle de la Verge Maria. Foto: F. G.

Aspecto de unos cables en la fachada de un edificio de la calle de la Verge Maria. Foto: F. G.

En agosto del año pasado parecía que finalizaban los trabajos de instalación del cableado de red de fibra óptica en las calles del centro de la ciudad. En algunos casos estas actuaciones de instalación quedaron a la vista y en un manojo de cables colgando de las fachadas de los edificios. Pues bien, unos siete meses después, algunos vecinos aseguran que la situación continúa igual, tal y como se puede apreciar en calles como Ample, Cristòfor Colom o de la Verge Maria.

También les preocupa el estado de dejadez de los cables que están colgando de cualquier forma de los edificios. Sus quejas, además, se centran en cuestionarse si algún día serán retirados o se terminarán las obras que se iniciaron. En algunos casos, incluso, denuncian que las obras se llevaron a cabo de cualquier forma y sin respetar demasiado el estado de las fachadas.

Fuentes municipales aseguran que los trabajos de instalación de la fibra óptica aún no han terminado, y que por esta razón todavía no se ha retirado el cableado de la vía pública. Las mismas fuentes aseguran que, por lo tanto, se trata de una situación provisional a la espera de que las dos empresas de telefonía finalicen la extensión de la fibra óptica. De hecho, está previsto que cubra el 90 por ciento de la ciudad.

 

Sin afectaciones

Por otra parte, el despliegue del cable de fibra óptica por todo el Estado no ha quedado exento de cierta polémica. Y es que Telefónica anunció este año que paralizaba el despliegue en respuesta a la normativa impulsada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que le obligaría a compartir su infraestructura de red con otras operadoras en, prácticamente, todo el territorio español.

Según publicaron en el mes de febrero de este año varios medios de comunicación de ámbito estatal, la medida supondría un recorte de, aproximadamente, el 35 por ciento de sus planes iniciales y no existía ninguna fecha fijada sobre un posible reinicio. Una situación que no tiene relación con la capital del Baix Camp.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También