Reus rebajará el 50% del IBI a quienes instalen placas solares

La bonificación será vigente durante un período de dos años. La medida ha entrado en vigor este 2021, y por el momento, ya son ocho las famílias que se han acogido a este descuento

CARMINA MARSIÑACH

Whatsapp
Placas solares de la escuela Alberich i Casas. Foto: A.M.

Placas solares de la escuela Alberich i Casas. Foto: A.M.

El Ayuntamiento de Reus quiere incentivar el autoconsumo eléctrico. Para ello, bonificará el 50% del IBI a los particulares y empresarios que apuesten por instalar placas solares fotovoltaicas en sus tejados. Para obtener la bonificación será necesario que las instalaciones tengan una potencia eléctrica instalada mayor al 30% de la potencia contratada en el inmueble en cuestión.

El concejal de Medi Ambient, Dani Rubio, explicó que aunque estas instalaciones de entrada requieran de una inversión inicial, «comportan muchas ventajas a largo plazo (…) no tan sólo estamos hablando un ahorro del 50% del IBI y un ahorro en la factura de la luz. Más allá del aspecto económico, en el ámbito medioambiental supone una reducción del CO2 y la apuesta por las energías verdes y sostenibles».

La bonificación entró en vigor este 2021 y por el momento ya son ocho las familias reusenses que han solicitado acogerse.

Rubio explica que, según la ordenanza, se contempla que las personas que instalaran placas solares 12 meses antes de su aprobación –en mayo del 2020–, también podrán beneficiarse de estos descuentos.

Los empresarios de los polígonos celebran que se puedan acoger a esta bonificación

Las comunidades de vecinos también podrán beneficiarse de esta medida. En el caso concreto de viviendas plurifamiliares que tengan una instalación de autoconsumo con energía solar fotovoltaica para suministrar electricidad a los elementos comunes, la bonificación será del 5% sobre la cuota íntegra por cada vivienda vinculada.

El Ayuntamiento ha impulsado una campaña de difusión para promover las instalaciones de autoconsumo eléctrico entre particulares, comunidades de vecinos y sobre todo dirigida a empresas.

Gerard Pagès, presidente de la Associació de Polígons Industrials de Reus (APIR) y coordinador de la Comissió d’Indústria de la Cambra de Comerç de Reus celebra que el Ayuntamiento haya decidido abrir estas bonificaciones también para el sector industrial: «Es una muy buena noticia (…) a parte de reducir la factura eléctrica de cada empresa, poder rebajar el IBI, para las empresas es muy importante», dice. Y es que cabe recordar que en 2020 los impuestos subieran un 9,6% en la ciudad.

Pagés explica que desde hace un par de años, en los polígonos de Reus ha habido un goteo constante de empresas que están instalado placas solares. En este sentido, cree que la bonificación «puede ser un incentivo para aquellos que no lo tenían claro y este apoyo por parte de la administración, quizás les ayuda a dar el paso». Los empresarios aseguran que era una medida que muchos ayuntamientos ya estaban aplicando y si Reus no lo hubiera hecho, «se habría quedado atrás (…) es una manera de mantener la competitividad, de estar a la altura de otras poblaciones».

Dani Rubio, concejal de Medi Ambient. FOTO: Alba Mariné

Según la empresa Solcam Enregia de Riudoms, las instalaciones más comunes en las viviendas son las de 3kW (4.500kW/año) y las de 5Kw (7.500kW/año). En el primer caso la instalación tendría un coste de alrededor de 6.000 euros, y en el segundo de unos 8.000.

Por lo general, las viviendas o empresas que tienen placas solares, siguen conectadas a la red ya que por la noche, no producen. Algunas comercializadoras, no todas, sí que compensan los excedentes de energía generados que no se han consumido durante el día.

Dependiendo del consumo, desde Solcam, indican que las instalaciones solares fotovoltaicas en el caso de las viviendas pueden estar amortizadas entre un período de 8 a 14 años. Las garantías mínimas de las placas solares son de unos 10 años y al cabo de 25 años, siguen teniendo un rendimiento de entre el 80 o el 75%. Y pueden suponer un ahorro energético de alrededor de 600 euros anuales.

En cambio, a nivel empresarial, las placas solares se pueden amortizar entre 4 o 5 años.

Desde Solcam aseguran que desde 2015 ha habido un auge en la instalación de placas solares, que se disparó en 2019 a raíz del decreto 244/2019 que eliminó el impuesto al sol.

Más proyectos municipales

El concejal de Medi Ambient, recordó también que el Ayuntamiento está trabajando en las instalaciones de autoconsumo eléctricas en las dependencias municipales.

Aseguró que, en breves, saldrá la licitación de la comunidad energética del barrio Gaudí, y explicó que finalmente se ha decidido que se instalen las placas solares en el tejado de Mas Carandell, ya que les daba «más garantías» que el tejado del Polilleuger Ciutat de Reus. El proyecto contempla compartir parte de la energía generada con los vecinos del barrio Gaudí, que estén en un radio de 500 metros.

También está trabajando para terminar la redacción de los proyectos de instalación de placas solares en cinco escuelas de la ciudad: Isabel Besora, Pi del Burgar, Vitxeta, Rubió i Ors y Alberich i Casas.

El Ayuntamiento también está trabajando en la creación de la empresa municipal Reus Energia, una nueva división de Reus Serveis Municipals que se encargará de la difusión, implementación y generación de energía verde en el municipio. El consumo municipal de alumbrado público y edificios municipales, se sitúa en un consumo anual de 22.000 MWh. El Ayuntamiento tiene instalados 640kW en placas solares municipales y la energía que producen tan solo representa un 2% del consumo total.

Temas

Comentarios

Lea También