Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Retiran la vieja bomba de cobalto del hospital de Reus para su destrucción

Fue la primera que funcionó, en 1989, fuera de Barcelona y abrió el camino para que el Sant Joan sea un referente en oncología
Whatsapp
La bomba de cobalto fue retirada ayer por la tarde del viejo Hospital Sant Joan.  Foto: Alfredo González

La bomba de cobalto fue retirada ayer por la tarde del viejo Hospital Sant Joan. Foto: Alfredo González

La vieja bomba de cobalto que durante casi 20 años sirvió para tratar a enfermos oncológicos en el Hospital Sant Joan de Reus fue retirada ayer de las antiguas instalaciones sanitarias para su destrucción. Esta acción, aunque pudiese pasar desapercibida para muchos ciudadanos, tiene un simbolismo especial ya que se entierra el aparato que sirvió para abrir el camino que, 25 años después, ha culminado con el servicio de Oncología del Hospital Sant Joan de Reus convertido en referente en el Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre.

La bomba de cobalto del centro hospitalario reusense empezó a funcionar en el año 1989 y fue la primera que se ponía en marcha en toda Catalunya fuera de la provincia de Barcelona. Su implantación en Reus supuso un avance importantísimo en el tratamiento con radioterapia, ya que era el primer aparato de alta energía para tratamientos en profundidad que se usaba en la provincia de Tarragona. Hasta ese momento, las técnicas que se usaban servían solamente para casos más superficiales. A pesar de que, posteriormente, se puso en marcha el primer acelerador lineal y en febrero de 2009 un segundo acelerador, la vieja bomba de cobalto siguió funcionando para reforzar el servicio, hasta finales de 2009.

Actualmente, el Hospital Sant Joan de Reus cuenta con tres aceleradores lineales para el tratamiento oncológico: uno en el bunker que hay debajo de la estatua del Gegant Indi (en el viejo hospital) y los dos que hay en las instalaciones del nuevo centro hospitalario. El incremento de esta oferta asistencial (a la que también hay que sumar otro acelerador lineal en el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa) supuso hace unos años un avance significativo en los tratamientos oncológicos, evitando el traslado de muchos pacientes a Barcelona y tratamientos nocturnos que durante algún tiempo tuvieron que realizarse por la alta demanda de pacientes.

El Hospital Sant Joan también cuenta con un PET Scan, un aparato puntero en el diagnóstico de cáncer. Reus fue la primera ciudad, fuera de Tarragona, que contó con una de estas máquinas.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También