Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus: Aquellos maravillosos años

Actuaciones musicales, vehículos de época y las ´food trucks´ fueron los protagonistas de la jornada de ayer de la ´Festa de la Primavera Vintage´

Silvia Fornós

Whatsapp
En la plaza Mercadal los amantes del automovilismo pudieron disfrutar de una exposición de coches antiguos. Foto: Alfredo González

En la plaza Mercadal los amantes del automovilismo pudieron disfrutar de una exposición de coches antiguos. Foto: Alfredo González

Una vez más Reus ha demostrado su excelente capacidad para organizar eventos que atraen a centenares de personas hasta la ciudad. En esta ocasión la propuesta ha sido un viaje hasta la mitad del siglo pasado, con la Festa de la Primavera Vintage. Un itinerario por la época de finales de la década de los años 50 y principios de 1960, y que hizo parada en cada uno de los sentidos.

En la plaza Llibertat las food trucks (caravanas gastronómicas) se convirtieron en un deleite para todos los gustos. La Finestreta daba la bienvenida a los visitantes que llegaban deseosos de dejarse llevar por el exotismo y singularidad de su comida. Cristina y Miguel cocinan desde un bocata taiwanés, el Gua bao (bollo cocido al vapor y relleno de cerdo con una salsa oriental dulce) hasta un bocadillo noruego (a base de salmón), pasando por empanadillas chinas.

Hace un año que Cristina y Miguel emprendieron esta aventura gastronómica, tras conocerse en la escuela de hostelería Hofmann. «A ambos nos une la pasión por viajar, y por esto hemos decidido que La Finestreta sea una ventana abierta al mundo», explica Cristina.

Este mismo atrevimiento comparten Marina y Ricardo, quien están al frente de la food truck Vermuteria Paquito. Desde hace un año ambos ‘ruedan’ por la carretera ofreciendo empanadas argentinas, perritos y hamburguesas colombianas, creadas a partir de patata chip, queso, mayonesa, ketchup y mostaza. «Hace un año ninguno de los dos teníamos empleo y decidimos aventurarnos en este mundo», confiesa Marina. Hasta el momento esta pareja y su caravana ya han llegado hasta Murcia, además de pasar estos días por Reus.

Paseando por la plaza Llibertat la food truck El Bon Paladar no pasaba desapercibida. Creaciones que antes de despertar el paladar también entraron por los ojos. Nubes de algodón de todos los colores, churros, porras y creps con colores personalizados son algunas de las dulces creaciones que ofrecen Patricia, Miguel, Sergio y Carla. Una empresa familiar dedicada a la venta ambulante desde 1920. «Reformamos una caravana que teníamos para crear la food truck. La verdad es que la gente ha recibido con los brazos abiertos esta iniciativa, aunque todavía se desconoce un poco todo lo que rodea este mundo», explica Carla. Con el hambre saciada, era imposible resistirse al ritmo de la década de los 50 y 60, a través de música como Summer Nights, de la película Grease, o Freedom de Aretha Franklin. En la plaza Mercadal un grupo de ‘pin-ups’ marcaban el compás con ‘imposibles’ tupes y exuberante maquillaje. También hubo momentos para despertar la ilusión de los más pequeños con una actuación de magia en pleno centro de Reus. Cartas fantásticas y cuerdas con nudos interminables mantuvieron atentos a numerosos niños en la plaza Mercadal.

Ya por la mañana los apasionados de esta época pasada también pudieron rememorar sus recuerdos de juventud con una exposición de coches vintage en la céntrica plaza. De principio a fin la Festa de la Primavera Vintage se convirtió, en la jornada de ayer, en un viaje por aquellos maravillosos años.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También