Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus: 'Hem votat!'

Miles de reusenses se movilizan en una jornada reivindicativa y festiva pero marcada por el temor a las cargas policiales. El 'Sí' a la independencia arrasa con más de 23.000 votos

Francesc Gras

Whatsapp
Centenares de personas haciendo cola a las puertas del colegio Joan Rebull. Foto: A. González

Centenares de personas haciendo cola a las puertas del colegio Joan Rebull. Foto: A. González

Reus sí celebró el referéndum. Aunque para ello, los miles de reusenses participantes tuvieron que superar una jornada maratoniana que empezó a las cinco de la madrugada. Ya a aquella hora, y en un ambiente casi de clandestinidad, centenares de personas se congregaban a las puertas de los 13 colegios electorales para defender  urnas y papeletas que iban llegando en cuentagotas. Nada de aplausos ni de cánticos, sólo miradas de complicidad. Por delante todavía quedaban muchas horas y obstáculos que superar. Tantos interrogantes que pocos apostaban que el resultado final fuera de 25.715 personas, de las cuales 23.521 votaron a favor de la independencia de Catalunya. Si comparamos estos números con los del 9-N de 2014,  se aprecia que el voto del ‘Sí’ fue muy similar a los 23.203 votos que se decantaron por el Sí/Sí. 

A medida que avanzaban las horas el número de votantes iba aumentando. Las imágenes más espectaculares se produjeron sobre las 12 del mediodía con largas colas de gente armada de una paciencia infinita para poder votar. Este fue el caso, por ejemplo, vivido en el colegio Joan Rebull, donde mucha gente estuvo hasta cuatro horas para depositar la papeleta en la urna. En este punto de votación se produjo uno de los momentos más emotivos de la jornada  matinal cuando un hombre de 101 años fue ovacionado tras votar

Las imágenes de las brutales cargas policiales cambiaron los ánimos de la jornada

Los primeros compases del día fueron lentos por culpa de las dificultades informáticas que afectaban a todos los centros por igual pero muy reivindicativo y festivo a la vez. En el Institut Baix Camp, una de las primeras personas en votar fue Rosa, una maestra que explicaba emocionada que  había cumplido un sueño tras años de trabajo y que no había podido dormir en toda la noche. Eran alrededor de las 9:30h cuando en todos los colegios también empezaron a circular por las redes sociales las primeras imágenes de reusenses votando. 

Todo este ambiente se deshizo de un plumazo cuando empezaron a llegar  las espeluznantes cargas policiales de Barcelona primero y de Tarragona después. Las baterías de los móviles se agotaban para visualizar todo el material que llegaba. Desde ese momento la jornada cambió radicalmente.

A partir de entonces todo fueron rumores y especulaciones sobre cuándo llegarían los furgones de la Policía Nacional o de la Guardia Civil a la ciudad. Empezaron a la hora de comer, en algunos puntos como el colegio General Prim, con una ocupación de la gente para proteger las urnas, o a raíz  de dos actuaciones de la unidad especial ARRO de los Mossos en el colegio Ciutat de Reus, en el barrio Gaudí, y en el colegio Cèlia Artiga de Sol-i-Vista. En ellos, los agentes hicieron un intento de incautar urnas sin llegar a producirse por la presión de la gente. 

La incertidumbre y temor por  recibir las brutales cargas policiales que habían sucedido en Tarragona ya se alargó durante toda la jornada. Los mensajes en el móvil sobre su llegada no cesaban, aunque eso no amedrentó a la gente a seguir ocupando los aledaños de los colegios o a seguir votando. Finalmente, la policía no hizo acto de presencia y todos los colegios empezaron a cerrar puertas. El último en hacerlo fue el Prat de la Riba, que cerró la jornada con gritos de Hem votat!, hem votat! y de In-inde-indepèndencia. El cant dels Segadors interpretado por los cientos de reusense reunidos en en la calle puso punto y final a una jornada de 15 horas.  

Temas

Comentarios

Lea También