Más de Reus

Reus: Un paso de ciudad para conectar la URV y los buses

El nuevo acceso que se creará a raíz de la nueva estación de Bellissens pretende «acabar de perfilar una de las principales arterias de Reus». Los vecinos piden poder atravesarlo en coche

M. Pérez

Whatsapp
Configuración de la futura estación de Bellissens.

Configuración de la futura estación de Bellissens.

Asociado a la estación de Bellissens, y por iniciativa del Ayuntamiento, se construirá también un paso de ciudad. Este tendrá, según recoge el pliego de condiciones técnicas que guiará el proyecto, «un diseño urbano» y busca «conectar el Campus Universitario de la URV con la calle Jaume Vidal Alcover y, por lo tanto, con la estación de autobuses, la cual ya cuenta con un eje definido hacia la estación de cercanías existente y situada al norte de Reus». 

Con el futuro paso, «se pretende terminar de definir una de las arterias principales de la ciudad, optimizando el flujo de peatones desde la zona de la universidad a través de recorridos más directos y accesibles, y potenciando a su vez la centralidad de la nueva estación en la trama urbana». La intención es integrarlo en la plaza de entrada a la estación y que discurra, si se estima posible, en paralelo al paso ferroviario que enlazará los dos andenes. El proyecto deberá reflejarlo como «amplio y accesible» y tendrá en consideración que resulte «seguro y atractivo para los peatones». 

El aspecto del paso, tal como recoge la misma documentación, será «moderno y representativo, acorde con el desarrollo urbano de la zona». Se acabará de concretar en conjunto con los servicios técnicos del Ayuntamiento, de forma que «dé respuesta a las necesidades de movilidad y conexión urbana de esta área». Su ubicación exacta debe acabar de confirmarse, cuidando de que no tenga afectación en las vías. Todo ello se completará con materiales antivandálicos.

Lo que sí especifica ya el pliego es que este paso de ciudad se orientará a los peatones. Entidades vecinales de los barrios más próximos habían pedido reiteradamente, en los últimos meses, que se abriese también a la circulación de coches. Lo reclamaban, bajo su punto de vista, tanto como un beneficio para la ciudadanía en general como también para acelerar la llegada de servicios de emergencias al Hospital Sant Joan. El Ayuntamiento ha explicado siempre que el paso no se ha concebido para que lo atraviesen vehículos a motor y que no es posible. 

El presidente de la Associació de Veïns El Roserar de Mas Iglesias, Francesc Jornet, recuerda que «desde hace mucho hemos participado para que se pudiera hacer el apeadero» y dice que «valoramos muy positivamente que será una realidad y lo será rápido, ya que eso nos beneficia a todos». Lo que no convence a los vecinos es «el paso que quiere hacer el Ayuntamiento, porque bajo las vías ya hay otros cerca de donde se hará la estación; hacer uno más será un peligro, en los que hay se han dado atracos y, en cambio, tenemos un puente que se podría arreglar». Si el paso es subterráneo, «se tiene que hacer para que puedan entrar también coches». Por su parte, el presidente de la Associació de Veïns I de Maig de Mas Pellicer, Eduardo Navas, lamenta que «el gobierno quiere tirar dinero en otro paso cuando ya hay muchos y no se cuidan» y expresa que «sería mejor poner al día los que ya tenemos y dedicar a los barrios los dos millones que dicen que costará el nuevo». Además, «un paso por debajo no es seguro y algunos que se han hecho se han tenido que cerrar».

Temas

Comentarios

Lea También