Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus, a la espera de que La Fira construya este mismo año los nuevos cines

El multicines se ubicará en la planta superior del edificio del Parc Sant Jordi y contará con seis salas de proyección. Merlin Properties, dueño del centro comercial, ya trabaja en el proyecto

F.Gras/M.Just

Whatsapp
El futuro del sector cinematográfico en la ciudad pasa por La Fira Centre Comercial. Foto: Alfredo González

El futuro del sector cinematográfico en la ciudad pasa por La Fira Centre Comercial. Foto: Alfredo González

El futuro del sector cinematográfico en Reus pasa por la construcción de un nuevo multicines de seis salas en La Fira Centre Comercial del Parc Sant Jordi. Los planes iniciales tanto del Ayuntamiento de Reus como de Merlin Properties –antes Metrovacesa– es que las proyecciones puedan iniciarse este mismo año. Asimismo se anunció en el pleno del pasado mes de enero. En aquella sesión, el gobierno municipal, junto con el PSC, aprobó ceder de forma gratuita a la empresa el local que tenía en propiedad en la plana superior del centro comercial. Y desde entonces, Merlin Properties ya ha iniciado varias gestiones al respecto con el consistorio.

«La propuesta de instalar un cine en La Fira se ajusta a lo que necesita la ciudad para que no se quede sin oferta y para que sea más competitiva frente a Tarragona y Vilaseca». De esta forma se expresó durante el pleno el concejal de Promoció Econòmica, Marc Arza, sin dejar de mencionar que los beneficios que logre el consistorio se reinvertirán en los ciudadanos más desfavorecidos.

La medida, no obstante, no contó con el beneplácito de todo el mundo. Más allá de los socialistas, el resto de la oposición se mostró rehacía a pesar de que la ciudad se quedara sin salas de proyección. También fueron muy críticos los comerciantes. En una carta enviada a la concejalía de Projecció de Ciutat aseguraban que la instalación de un cine en La Fira perjudicaría sus intereses.

Frenar la fuga de usuarios

La llegada de un nuevo multicines en el Parc Sant Jordi, más allá de dotar a la ciudad de salas de proyección, podría frenar la fuga de espectadores de los últimos años. Sobre todo porque los cines que mejor funcionan en todo el país son los que están ubicados dentro de un complejo comercial , como será en este caso, y rodeados de una potente oferta de restauración, ocio y tiendas.

No es ninguna novedad que, a día de hoy, son muchos los usuarios que se desplazan a les Gavarres o Vila-seca para ir al cine. Asimismo lo corroboran las cifras de espectadores y recaudación d el Institut Català de les Empreses Cultural (ICEC).

Mientras que en 2015 en la capital del Baix Camp no se alcanzaron los 61.000 espectadores –menos de la mitad que en 2011–, en Tarragona se superaron los 865.000 y en Vila-seca los 190.000. Como consecuencia de este importante descenso también ha caído en picado la recaudación.

Si en 2011 el sector del cine generó unos ingresos de 853.000 euros, hace dos años sólo fueron 285.000 euros. Todas estas cifras se han acentuado en los últimos años debido, en parte, al cierre del cine Lauren Reus, que ya cumple más de dos años desde que bajó la persiana dejando como única alternativa el Cine Reus Palace.

Un geriátrico

El histórico Reus Palace se convertirá en una residencia para la tercera edad. De hecho, el pasado mes de febrero el Ayuntamiento de Reus aprobó los primeros trámites para el derribo del actual local situado en la confluencia entre las calles Batan, Riera d’Aragó y plaza Antoni Villaroel. Se trata de una zona clasificada como de servicios y, por lo tanto, no se podían edificar viviendas.

El Plan especial urbanístico que se aprobó fue presentado por la constructora barcelonesa Cel Urbà SL y todavía se desconocen los principales detalles. Lo que ha trascendido hasta el momento es que su intención es la de construir un gran geriátrico en el centro de la ciudad que contaría con unas 120 camas y que estaría gestionado por Intercentros Ballesol (Madrid).

Según informaciones publicadas recientemente, el relevante proyecto estaría valorado en unos 7,5 millones de euros, incluyendo tanto los terrenos de la calle Batan, la demolición del actual edificio y la construcción del nuevo equipamiento que albergaría la futura residencia.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También