Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus actúa para eliminar la procesionaria ante las quejas vecinales

Ha puesto en marcha una segunda fase de tratamiento contra esta clase de orugas que pueblan los pinos de la ciudad
Whatsapp
Los operarios actuaron ayer en los pinos del Parc Sant Jordi. Foto: Ayuntamiento de Reus

Los operarios actuaron ayer en los pinos del Parc Sant Jordi. Foto: Ayuntamiento de Reus

«¡Ya está aquí la procesionaria. Mucho cuidado!». Mensajes de alerta como éste circulan por las redes sociales para prevenir a los usuarios de parques y dueños de perros de este tipo de orugas. En el caso del post en cuestión se trata de un usuario del parque de Mas Iglesias. Ante la preocupación existente, la concejalía de Via Pública i Medi Ambiente del Ayuntamiento de Reus ha iniciado una segunda fase de tratamiento contra la procesionaria del pino (thaumetopoea pityocampa), para dar respuesta a la proliferación de orugas y minimizar las molestias que pueden causar a la ciudadanía.

En un comunicado enviado por el consistorio se recuerda que el pasado mes de octubre ya hizo «el tratamiento anual preventivo –el mismo que mayoritariamente se usa a todo el estado–, el cual no ha funcionado con la misma eficacia q ue otras temporadas por causas meteorológicas».

Este segundo tratamiento que ahora ha iniciado el servicio municipal de jardinería consiste en retirar las bolsas de orugas de los pinos plantados en zonas verdes y espacios públicos de la ciudad. Los trabajos los realizan los operarios de forma manual y con plataformas elevadoras para llegar a las copas de los árboles.

En este sentido, el ayuntamiento recomienda a los propietarios de zonas verdes privadas con presencia de la procesionaria que realicen el mismo tratamiento —el único eficaz en la actual fase de evolución del insecto—, y recuerda la necesidad de hacer los tratamientos preventivos con productos biológicos en octubre.

El concejal de Via Pública i Medio Ambient, Hipòlit Monseny, afirmaba: «Desde el Ayuntamiento hacemos los tratamientos de los pinos en zonas verdes públicas, y nos ponemos a disposición de los propietarios de zonas privadas para asesorarlos en los tratamiento y para ponerlos en contacto con las empresas del sector».

 

Medidas preventivas

Asimismo, desde el consistorio también recomiendan a la ciudadanía tomar medidas de prevención —especialmente los niños y los propietarios de animales domésticos—, ya que estas orugas, si se tocan, pueden provocar reacciones alérgicas.

El servicio municipal de jardinería realizó el primer tratamiento en los cerca de 2.000 pinos que hay en la ciudad y en los espacios verdes municipales. Ahora sólo se actúa en aquellas zonas donde se localicen bolsas de procesionaria o en función de las peticiones de los ciudadanos.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También