Más de Reus

Reus avanza en grandes obras como La Boca de la Mina y el Centre Social El Roser

El mandato llega ya al ecuador y el ‘Diari’ hace un repaso de las principales acciones y en qué punto se encuentran

MONTSE PLANA

Whatsapp
Imatge de les obres del Centre Social El Roser. FOTO: ALBA MARINÉ

Imatge de les obres del Centre Social El Roser. FOTO: ALBA MARINÉ

Mayo de 2021 y nos situamos ya en el ecuador del actual mandato municipal (2019-2023). Un mandato que empezaba con la reedición del pacto de gobierno entre JuntsxReus, ERC y AraReus, con Carles Pellicer (JxR) como alcalde y Noemí Llauradó (ERC) como vicealcaldesa. Marcado también por la pandemia de la Covid-19 y el consecuente Pla de Reactivació Econòmica i Social para intentar paliar los efectos de la crisis, siendo Reus ciudad pionera en este tipo de medida.

Esto no ha dejado atrás los grandes proyectos y líneas estratégicas, definidos en el Pla d’Acció Municipal (PAM), un documento elaborado de forma transversal y de la mano de la ciudadanía que, a través de un proceso participativo, marcó las acciones prioritarias. Llegados al ecuador, ¿cómo están avanzando todos aquellos proyectos que se marcaron como prioritarios en sus inicios?

Se ha avanzado ya en grandes obras, como la recuperación del Passeig de la Boca de la Mina, que encara ya la recta final, o en la creación del Centre Social El Roser, también en el último estadio de los trabajos. Obras y proyectos que, al final, se enmarcan en una hoja de ruta de mandato, el PAM. De las acciones previstas en dicho documento, se ha empezado a trabajar ya en casi un 74% de las actuaciones, según se detalla en la plataforma planificacio.reu.cat, lo que suponen más de 400 acciones. El plan consta de cuatro ejes: progreso social, espacio urbano, desarrollo económico y gestión, organización y planificación.

En cuestión de progreso social, por ejemplo, ya están en marcha más de 165 actuaciones, destacando acciones enmarcadas en la igualdad y diversidad. También destaca el eje estratégico sobre espacio urbano, con cerca de un centenar de acciones ya iniciadas. En cuestión de vivienda, por ejemplo, se ha creado el Consell Municipal de l’Habitatge; o en espacio público, en la potenciación de parques y grandes áreas verdes.

«La larga lista de grandes proyectos que estamos impulsando son fruto de la planificación que hicimos al inicio del mandato», explica la vicealcaldesa de Reus, Noemí Llauradó. Subraya que «avanzamos a buen ritmo con el cumplimiento de los compromisos» y que «nos mantenemos fieles a los pilares fundamentales del Pla d’Acció Municipal: liderazgo metropolitano, organización moderna, situar a las personas en el centro, gestión del espacio urbano que dé respuesta a las necesidades de la ciudadanía y desarrollo económico».

En cuestión de planificación, también destaca el Pla Estratègic de Ciutat Reus Horitzó 2032, que quiere ser una guía para concretar actuaciones a largo plazo y tener, en una década, una ciudad preparada y competitiva en los máximos ámbitos y sectores posibles. De dicho plan se han realizado ya los primeros pasos, presentándolo públicamente, y el siguiente será buscar la participación ciudadana.

Las grandes obras

Entre los proyectos más avanzados destaca, como se comentaba anteriormente, las obras del Passeig de a Boca de la Mina, espacio que se prevé abrir a la ciudadanía en breve. Los trabajos suponen una remodelación de este espacio natural muy concurrido. Se ha hecho más accesible y se han recuperado espacios naturales y se han creado nuevos, como el Jardí Agrari o el Jardí de les Olors. En la recta final también se encuentra la creación del Centre Social El Roser, espacio que servirá para atender las necesidades de personas en situación de vulnerabilidad. Según fuentes municipales, las obras para adecuar el edificio están ya en la recta final y, ahora, se está trabajando en la licitación para suministrar el mobiliario el futuro centro. También destaca la transformación del Camí de Valls, obras que esta semana se daban por finalizadas y que dan más protagonismo al peatón; o el traslado de la parada de bus interurbano de Les Oques a la zona de la Biblioteca Xavier Amorós, ya en proceso.

En cuanto a empresas municipales, el gran reto ya alcanzado es el traspaso de la gestión del Hospital Sant Joan de Reus al CatSalut, culminando un largo proceso y poniendo fin a las deudas, asumidas ahora por la Generalitat. En el contexto sanitario, el esperado traspaso del Centre MQ de Reus a las dependencias del antiguo hospital también se ha hecho realidad recientemente.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, recuerda que «la buena situación económica del Ayuntamiento nos permite afrontar las inversiones con optimismo por nuestro proyecto de ciudad». Destaca que, por un lado, «atendemos las necesidades de las empresas y la ciudadanía que sufren las consecuencias de la crisis y, al mismo tiempo, desplegamos la hoja de ruta que nos marcamos al inicio de mandato».

Proyectos encima la mesa

Por otro lado, el consistorio está trabajando en varios proyectos bandera, que todavía no se están materializando, pero que empiezan ya a avanzar. Es el caso del futuro centro acuático y de fitness, con el estudio de viabilidad ya aprobado y que en breve saldrá a licitación. También destaca el nuevo skatepark, con el proyecto a exposición pública; o el Centre Cívic Gregal, del que se dispone del proyecto básico. A nivel de vía pública, en breve tiene que iniciarse la peatonalización del arrabal de Santa Anna, se está avanzando en la remodelación del puente de acceso al barrio Gaudí y también se prevé encargar un estudio para remodelar el Parc Sant Jordi. A nivel de movilidad, se está diseñando la futura red de carriles bici, se revisa la Ordenanza de Movilidad y el Pla de Mobilitat Urbana, además de reforzar el compromiso de la futura estación de Bellissens.

Entre los proyectos de transformación urbana quedará pendiente el proyecto Hispania, con previsión de construir edificios y un parking subterráneo en la actual zona azul de la Riera de Miró; la transformación del entorno del Carrilet; y la también transformación de las zonas Passeig Mata y calle Ample. Otro de los hitos marcados como prioritarios es la rehabilitación de Mas Totosaus con el fin de darle un uso social.

Temas

Comentarios

Lea También