Más de Reus

Reus confía en superar el 50% de ocupación en sus hoteles este verano

Los profesionales consideran la apertura de PortAventura World un ‘polo de atracción’, pero se muestran prudentes a pesar de la vacunación y la finalización del estado de alarma

CRISTINA VALLS

Whatsapp
Imagen de la recepción de Brea’s Hotel, a las afueras de la ciudad. FOTO: ALBA MARINÉ.

Imagen de la recepción de Brea’s Hotel, a las afueras de la ciudad. FOTO: ALBA MARINÉ.

El sector hotelero y del alojamiento en la ciudad, al menos el consultado por el Diari, se muestra «positivo» con la temporada de verano a raíz de que PortAventura World haya abierto sus puertas el sábado pasado y tras haber acogido algunos eventos –como el Trapezi, que llegó a su fin este pasado fin de semana–, que siempre fomentan la acogida de más visitantes en la ciudad (así como público procedente de las compañías circenses, en este caso).

El final del estado de alarma ha dejado atrás el toque de queda y ciertas restricciones de movilidad, hecho que los equipamientos hoteleros celebran, aunque operan con prudencia. «No nos la podemos jugar, seguimos estando en pandemia y aún no está vacunada toda la población», aportan las fuentes consultadas.

Ven con buenos ojos la temporada estival, sólo por la simple razón de que «si la comparamos con las cifras del verano pasado, lo que venga siempre será mejor», expresa el gerente de Brea’s Hotel, Fernando Miguel. Aunque de forma tímida, han notado «algo más de movimiento en reservas; confiamos en el polo de atracción que supone la apertura del parque temático y el Trapezi nos ha dejado 13 habitaciones diarias ocupadas los días de feria», expresa. Las comuniones, por otro lado, «se han reactivado» aunque su organización es «compleja»: «Son celebraciones más íntimas, sujetas a restricciones de aforo y no hay aperitivo ni animación». Prevé que julio y agosto serán «mejores que en 2020», aunque reconoce que es «difícil» cuantificar la ocupación. El verano pasado fue «de un 15% y lo registrado en 2019 fue de un 80%», concreta. Este año esperan mantenerse, al menos, en la mitad, pero «todo sigue siendo incierto».

El restaurante del hotel, Masia Crusells, ha recobrado «algo más de vida», aunque por la noche y de momento, «no está muy activo», indica. «Allí cenan huéspedes. La gente de fuera, normalmente, se va a cenar al centro», manifiesta. Observa, también, que «no acogemos a mucha gente mayor; creemos que es la que más precauciones toma», señala.

El director del Hotel Reus Park, también presidente de los hoteles de Reus dentro de la Associació d’Empresaris de l’Hostaleria de la provincia de Tarragona, Magdaleno Pareja, comenta que «nosotros llevábamos cinco meses cerrados en Reus, pensábamos que PortAventura World abriría el 23 de abril, pero lo pospuso a este fin de semana. Abrimos para acoger un evento deportivo y volvimos a cerrar a la espera de que el parque de atracciones abriera». De momento, permanecen igual hasta que el volumen de reservas ascienda. «En Reus se hacen a última hora», añade. No se distinguen como un hotel vacacional, «ahora recibimos llamadas de perfiles de empresa y solemos acoger a visitantes que acuden a Reus por la cultura», dice.

Preguntado por las previsiones del verano, Pareja sitúa su ocupación de junio a septiembre en un 50/60% aproximado. «No será el 90% de siempre, pero nos alejamos del 20% de 2020. Hay que ofrecer garantías y seguridad a los clientes», asegura. Otros hoteles, como el Gaudí, permanecen aún cerrados y sin novedades.

Desde Apartaments Clàudia, tienen «buenas percepciones» y, en mayo, tuvieron un 44,84% de ocupación. «Hospedarse en la ciudad siempre es más barato que en primera línea de mar para los que van a PortAventura World, Reus está cerca de muchos pueblos y atrae a gente que le gusta el Modernismo o desplazarse para hacer la Ruta del Cister», declaran. Estos días han acogido gente que ha venido a ver el Trapezi, además. «Lo importante es tener una agenda de actividades que atraiga a la gente», concluyen.

Temas

Comentarios

Lea También