Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus creará una aceleradora de empresas para impulsar 'startups'

Quiere recuperar el proyecto empresarial Catalunya Sud que ayudó a una treintena de jóvenes empresas del territorio

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo de las oficinas de Tecnoredessa. Foto: P.F.

Imagen de archivo de las oficinas de Tecnoredessa. Foto: P.F.

El centro empresarial Redessa inauguraba a mediados de 2014 una aceleradora de empresas vinculada al programa Start-Up Catalonia del Departament d’Empresa i Ocupació de la Generalitat de Catalunya. Su sede fue única en la demarcación y se instaló en las oficinas de Tecnoredessa. Era un momento de fuerte expansión de un modelo de impulso a las empresas jóvenes o startups más prometedoras. Durante los dos años que estuvo en marcha Catalunya Sud, nombre que recibía la infraestructura instalada en el Tecnoparc, ayudó a potenciar a una treintena de empresa de toda la demarcación. 

A pesar de los buenos resultados, el programa Start-Up Catalonia se canceló a finales del año pasado por la decisión de la Generalitat de Catalunya de reorientar su estrategia y dirigirla exclusivamente a las startups del sector tecnológico, muy focalizado en Barcelona. 
Transcurrido casi un año, ahora el Ayuntamiento de Reus tiene la firme convicción de recuperar la aceleradora de empresas.

La Generalitat dispone de una línea de subvención de 42.000 euros

Así lo expone el concejal de Promoció Econòmica, Marc Arza, que detalla los motivos que han llevado a Redessa a querer poner en marcha, de nuevo, la aceleradora Catalunya Sud en 2018. El primero es que la Generalitat ha abierto una subvención para que, los interesados, rescaten el mismo centro. No obstante, y a diferencia de 2014, en esta ocasión la ayuda es de 42.000 euros y son los municipios los que deben encargarse de poner en marcha el proyecto y costear parte de él.    

«Presentaremos nuestro proyecto porque ya disponemos del conocimiento y la experiencia necesaria para poner en marcha un centro similar», señala Arza, que  apunta que ambos requisitos son primordiales para optar a la subvención.

Además, y ya en segundo lugar, la iniciativa también cuenta con el apoyo de las instituciones y municipios de la demarcación. Y es que, tal y como ocurriera en 2014, la voluntad de la aceleradora de empresas de Tecnoredessa es extenderse por todo el territorio. Arza también subraya que el grado de satisfacción entre las empresas «fue muy elevado».  

Los tres ejes

La finalidad de la nueva aceleradora de empresas sería la misma. Las startups podrán acudir al centro para disponer de un proceso de acompañamiento empresarial de seis meses centrado en tres ejes. El primero sería la asignación de un tutor que ayudaría a los emprendedores noveles en cuestiones de estrategia. Después estaría la capacitación y formación de los emprendedores en aspectos como el marketing, las ventas o la gestión. Y por último, la aceleradora ofrecería a las startups alojadas una red de expertos y contactos con los que trabajar y crecer. Un punto, añade el concejal de Promoció Econòmica, que ya trabajaron de forma decidida en la anterior experiencia.

En cuanto a los requisitos que deberían cumplir las jóvenes empresas, éstos sería parecidos a los de 2014. Por aquel entonces el apoyo al crecimiento de empresas era para firmas de hasta cinco años de vida, con un servicio, producto o modelo de negocio innovador, que tuviera vocación internacional y capacidad para crecer y crear puestos de trabajo. 
De hecho, al finalizar el programa Start-Up Catalonia, se esperaba que las empresas acompañadas incrementasen un 30% su facturación, y que creasen puestos de trabajo tanto directos como indirectos.  

Comentarios

Lea También