Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus eleva a 3.000 las plazas de parkings alternativos disponibles

En los últimos años el área de Vía Pública ha creado nuevas zonas disuasorias que ocupan solares municipales o terrenos privados
Whatsapp
Fue en el año 2013 cuando se ´dignificó´ un solar de 7.500 metros cuadrados delante del Hospital Sant Joan de Reus. Foto: Alba Mariné

Fue en el año 2013 cuando se ´dignificó´ un solar de 7.500 metros cuadrados delante del Hospital Sant Joan de Reus. Foto: Alba Mariné

Encontrar aparcamiento gratuito es una problemática de difícil solución en la capital del Baix Camp. Aun así, en los últimos años la ciudad ha ganado en calidad de movilidad en lo que se refiere a aparcamientos libres que ocupan solares sin edificar, ya sean propiedad del Ayuntamiento o de particulares. Este es el caso de un terreno municipal en la Avenida de Bellissens (con una capacidad para 100 vehículos) o el solar para aparcar frente al Hospital, o bien el de la avenida Marià Fortuny con el Camí de Valls (583 plazas) y el de la calle Dr. Ferran con la calle Romaní (440 plazas), en ambos casos de propiedad privada.

Actualmente, la cifra de aparcamientos alternativos supera la decena en toda la ciudad, elevando a 3.000 las plazas disponibles. Un número que no frena la voluntad del consistorio de buscar nuevos espacios. Una tarea que en muchas ocasiones pasa por negociar con los propietarios de solares vacíos su cesión al ayuntamiento. De hecho, el Pla de Mobilitat Urbana (PMU) contempla la creación de un parking alternativo en la avenida de Falset, pero el aparcamiento deberá esperar. Según explica el concejal en funciones de Vía Pública del Ayuntamiento de Reus, Hipòlit Monseny, «su construcción está paralizada ya que no se ha llegado a un acuerdo con los propietarios del solar». El presupuesto para esta obra, según se detalla en el Pla de Mobilitat Urbana, asciende a 175.000 euros y contaría con 439 plazas.

 

Dignificar los terrenos

Si bien este nuevo aparcamiento está en ‘stand by’, el consistorio busca solares donde poder habilitar otros aparcamientos. Al respecto, Monseny señala que «los ciudadanos tienen la creencia de que es el consistorio quien tiene que proporcionar lugares dignos de aparcamiento». Se podría considerar una realidad a medias. «Los solares municipales que están en desuso son buenos para ubicar un aparcamiento disuasorio, pero en ningún caso estos aparcamientos deben ser considerados como parkings definitivos, ya que esto supondría ofrecer las máximas garantías de seguridad a los conductores», detalla en concejal. Teniendo en cuenta este matiz, la labor de la concejalía de Vía Pública se centra en dignificar los terrenos que ocupan aparcamientos alternativos, pensando que éstos son en su mayoría utilizados por personas que tienen su lugar de trabajo en Reus o que se desplazan de una zona a otra de la ciudad. El parking del barrio Gaudí, situado en la calle Badalona, es un ejemplo de las características de los parkings alternativos de la ciudad. «Era un solar donde la gente aparcaba de cualquier manera. Lo que hemos hecho ha sido reordenar el espacio y lavarle la cara», explica el concejal en funciones. Actualmente el espacio cuenta con un centenar de plazas de aparcamiento, repartidas en una superficie de 5.400 metros cuadrados. En este sentido, está prevista una segunda fase del proyecto centrada en asfaltar la zona y cambiar la red de cloacas.

Más ejemplos como el mencionado anteriormente serían, según detalla el concejal en funciones de Vía Pública, el caso de una pequeña zona de aparcamiento habilitada en el barrio Montserrat; otra en Mas Pellicer (cerca de la pista polideportiva inaugurada el pasado mes de marzo); en la calle Verge del Pilar; en la calle Tarragona; y delante de la escuela Mowgli, con una gran superficie donde aparcar.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También