Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus instala más parquímetros en el hospital Sant Joan y prohíbe aparcar en los alrededores

Un mes después de la entrada en funcionamiento del nuevo parking de pago, sigue la ordenación de la zona

M.P.

Whatsapp
Usuarios haciendo cola para pagar y, en su derecha, operarios trabajando en los nuevos parquímetros.  FOTO: Fabián Acidres

Usuarios haciendo cola para pagar y, en su derecha, operarios trabajando en los nuevos parquímetros. FOTO: Fabián Acidres

Tras la puesta en marcha, el pasado 9 de diciembre, del nuevo parking de zona azul del Hospital Sant Joan de Reus, los trabajos para regular el estacionamiento de vehículos siguen adelante. Por un lado, con nuevas prohibiciones de estacionar en los solares adyacentes y, por otro, con la instalación de nuevos parquímetros, con el fin de agilizar el pago de la zona azul y, así, evitar colas de usuarios, que tienen prisa porque, la mayoría, se dirigen al centro sanitario. 

Habilitar la nueva zona de estacionamiento de pago fue la primera medida para regular los coches, convirtiendo lo que era un solar de tierra donde los usuarios aparcaban desordenadamente, a un aparcamiento asfaltado, iluminado y con tarifa reducida: 0,50 euros la hora y un máximo de 2 euros al día.

Ante este nuevo escenario, muchos optaron por aparcar en solares adyacentes ubicados en la avenida de la Universitat. Y es que, como opinaban en diciembre algunos usuarios, «no se tendría que pagar para ir al Hospital». No obstante, ahora esta zona ha quedado totalmente cerrada: el Ayuntamiento ha instalado barreras de hormigón tipo New Jersey y los coches ya no pueden estacionar en esta zona. Donde sí aún lo hacen es en un solar ubicado detrás del Hospital, al lado de la avenida de Bellissens.

Ayer, después de días de lluvia, el terreno estaba anegado de agua y de barro. «Si pudiera no aparcaría aquí, pero cada día tengo que venir al centro sanitario porque mi mujer está haciendo rehabilitación. Un día ya aparqué en el parking subterráneo, pero es muy caro, y en otras ocasiones, he dejado el coche en el de zona azul. Es más asequible, pero si vienes un día puntual», explica Josep Adell, justo después de aparcar en el solar de tierra de detrás del Hospital. No obstante, valora positivamente que se tenga que pagar en el nuevo parking: «Ya está bien porque, así, al menos está en condiciones. No obstante, creo que la tarifa tendría que ser aún más reducida y pagar por los minutos que estés».

En la avenida de la Universitat han instalado barreras de hormigón para evitar que los coches aparquen. FOTO: Fabián Acidres

Otros optan por estacionar al otro lado de avenida: en Mas Pellicer. Desde los dos bares ubicados en la calle de Mas Pellicer coinciden en asegurar que muchos usuarios del Hospital estacionan en el barrio. «En esta zona es siempre muy complicado encontrar aparcamiento», explican, a la vez que añaden que no han notado un incremento especial de coches desde la puesta en marcha del parking de zona azul. «Más o menos, la cantidad de usuarios que vienen por aquí es el mismo de lo que ya era habitual meses atrás», se remarca desde ambos establecimientos.

Aunque inicialmente, el nuevo parking de pago del Hospital obtuvo muchas críticas, los usuarios con los que ayer habló el Diari valoraban positivamente el primer mes desde que entró en funcionamiento el nuevo equipamiento. Florenci Tenllado opinaba, mientras esperaba poder pagar en el parquímetro, que era una buena medida.

«En las condiciones que estaba antes el solar, quizás a una persona joven le daba igual, pero creo que para los mayores no era nada fácil andar por un terreno irregular y que en días como el de hoy estaría todo lleno de charcos y barro. Ahora se paga y, al menos, está en condiciones y hay puntos de luz. Además, en mi opinión, el precio es asequible», añadía Trenllado. En esta misma línea se expresaban Ana Castillo y Juan Carlos. Son de Salou y admiten no ir usualmente al Hospital Sant Joan de Reus, «pero la tarifa es reducida y está en buenas condiciones», destacaban.

Doblan los parquímetros

Otra medida que ha entrado en funcionamiento recientemente con el fin de mejorar el servicio ha sido la de ampliar el número de parquímetros. En concreto, se han añadido tres nuevas máquinas, que se suman a las cuatro que ya estaban en marcha. Según fuentes municipales, se había detectado que se formaban largas colas. Y es que en estos parquímetros, los usuarios tienen que entrar la matrícula de su coche, lo que ralentiza el proceso. Para evitar la acumulación de gente, se ha optado por instalar nuevas máquinas. Se empezaron a instalar la semana pasada y, ayer, aún se estaba trabajando en algunos de los nuevos parquímetros.

Remodelación del entorno

El entorno del Hospital Sant Joan de Reus aún aguarda algunas deficiencias, con aceras sin terminar. Es por este motivo que se ha redactado un proyecto que permitirá ordenar, definitivamente, toda esta zona. Un proyecto que ya está redactado y aprobado de forma definitiva y que se ejecutará en dos fases por un importe total de 302.822,79 euros (IVA incluido). Los trabajos se centrarán en sustituir las gravas y hormigón presente en zonas de las avenidas del Doctor Josep Laporte y de la Universitat por asfalto y adoquines de hormigón, además de plantar más jardinería. De momento se ha licitado la primera fase.

Temas

Comentarios

Lea También