Más de Reus

Reus: la Pastoreta y Franco duermen en la misma sala

Patrimonio. El almacén de reserva del Museu de Reus alberga piezas que no se exponen al público. Cada una esconde una historia

Mónica Pérez

Whatsapp
El director del Museu de Reus, Marc Ferran, guiando una visita a la sala de reserva. foto: Alba Mariné

El director del Museu de Reus, Marc Ferran, guiando una visita a la sala de reserva. foto: Alba Mariné

El modelo que se empleó para dar forma a la Pastoreta o una escultura de Franco con el brazo en alto son algunas de las piezas que duermen en la sala de reserva del Museu de Reus. El espacio guarda obras que «en estos momentos no forman parte del relato que se enseña, que debe tener un sentido, pero son piezas que hay que conservar». Así se lo explica el director del Museu de Reus, Marc Ferran, a quienes de vez en cuando se internan en ella como parte de alguna de las visitas guiadas que se programan. Cada vez son más. «Aunque antes sí se hacía, ahora ningún museo expone todo lo que tiene; hay que ser selectivo», añade.     

Entre estas piezas descansa una parte del proceso de creación de la figura de la Pastoreta, la que Joan Rebull elaboró después de que la primera fuese trasladada a Roma y la ciudadanía reusense reclamase su recuperación. Esta «tiene la falda un poco más corta y las orejas del animal que sostiene son ligeramente más largas», apunta Ferran. También en la sala de reserva, pero de cara a la pared, reposa una singular estatua de Franco. Tal como detalla el director del Museu de Reus, «Modest Gené la creó para la Fira de Mostres del 42, después presidió el salón de plenos y más tarde fue substituida». «Dudo que quede alguna otra escultura de Franco con el brazo levantado», concreta.

Todas las obras «las tenemos ordenadas porque es muy importante que sean fáciles de localizar, ya que hay estudiosos que solicitan verlas u otros museos que las piden». Para eso, cada una se distingue con «un número de color rojo que es el número de inventario». Ferran destaca que «las piezas deben estar siempre documentadas porque si no conocemos su historia no nos sirven para nada». «Una figura puede tener un precio en el mercado, sí, pero sin su historia pierde el valor», subraya. La otra cuestión a tener en cuenta en la sala de reserva es la conservación y en este sentido «es importante tener claro el criterio, porque cuando limpiamos una pieza borramos una parte de su pasado».

Temas

Comentarios

Lea También