Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus: la luz llega a la rotonda de entrada y salida a la autopista desde la T-11

La problemática con el robo de cableado que dejó las farolas apagadas está solventado. La mayoría de tramos de la autovía están iluminados 

F.G.

Whatsapp
Las farolas de la entrada y salida de la AP-7 en La Canonja vuelven a estar iluminadas. FOTO:  Fabián Acidres

Las farolas de la entrada y salida de la AP-7 en La Canonja vuelven a estar iluminadas. FOTO: Fabián Acidres

La luz ha regresado al acceso de la autopista desde la T-11 (a la altura de La Canonja). En estos momentos, las farolas que pueblan la rotonda de entrada y salida a la autopista AP-7 están iluminadas después de que hubieran quedado totalmente apagadas por el robo de cableado eléctrico

De hecho, la problemática se llegó a extender por toda la autovía T-11 a su paso por Reus, lo que se conoce como la variante sur. También quedaron a oscuras sus distintos accesos como, por ejemplo, los de la carretera Bellissens o el tramo que va desde la salida de Misericòrdia-Cambrils hasta el polígono industrial AgroReus. 

Por suerte, aquella situación, denunciada por los propios conductores que utilizan a diario la T-11, se ha ido revertiendo en los últimos tiempos. Tanto es así que, en la actualidad, la práctica totalidad de las farolas de este tramo vuelven a estar iluminadas. El ramal de la autovía que da acceso a la rotonda de Bellissens sería el único punto que restaría todavía por mejorar

En este sentido, el pasado mes de noviembre el director de la Fundació RACC, Lluís Puerto, ya detallaba al Diari la importancia que tiene la iluminación en cuestiones de visibilidad por la noche. «Permite anticiparse a situaciones de riesgo», recordó, sin dejar de mencionar que a través de los últimos estudios «se ha comprobado que los accidentes producidos en zonas menos iluminadas pueden ser más graves que en zonas iluminadas».  

Medidas antirrobo

El robo de cableado eléctrico es una cuestión que sigue preocupando a las administraciones. Sin ir más lejos, fuentes de la Unidad de Carreteras del Estado en Tarragona confirmaron que la falta de iluminación se debe al robo del cableado eléctrico y aseguraron que se trata de un problema endémico.

Por este motivo, en muchos municipios se ha optado por instaurar sistemas antirrobo. Se trata de un prototipo impulsado por la Universidad de la Rioja que emite un aviso de alarma a un terminal que, acto seguido, lo trasmite a la Guardia Urbana a través de SMS y correo electrónico. Lleida puso en marcha este sistema de seguridad hace un par de años para evitar más robo de cable.

La T-11 a su paso por la capital del Baix Camp comprende a grandes rasgos desde las cercanías del Aeropuerto y finaliza en el polígono AgroReus, pasando por Bellissens, la entrada de la avenida de Salou, Misericòrdia e Immaculada. 

La Cambra de Comerç de Reus llegó a enviar una carta al Ministerio de Fomento solicitando que de «forma urgente» se reparara la falta de iluminación en la variante sur de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También