Reus prepara un «proyecto motor» ligado a la nutrición y a la tecnología

Junts per Reus saca pecho de dos años y medio de mandato en que «hemos asumido nuestros compromisos» y perfila nuevas líneas

M. P.

Whatsapp
El líder de JxR, Carles Pellicer, con los seis concejales del grupo, en el Centre El Castell ayer. FOTO: F. ACIDRES

El líder de JxR, Carles Pellicer, con los seis concejales del grupo, en el Centre El Castell ayer. FOTO: F. ACIDRES

Con el vídeo de la candidatura de 2019 y celebrando que «hemos asumido los compromisos proclamados» arrancó ayer el líder de Junts per Reus, Carles Pellicer, el repaso a dos años y medio de mandato en que el grupo «va bien, se siente cómodo en el trabajo diario». El alcalde se refirió a esta como una formación «plural, diversa, transversal, con diferencias de edades o militancias, pero complementarios» y recordó que en las anteriores municipales «ya hicimos bandera de ello». Los otros seis concejales –Montserrat Vilella, Teresa Pallarès, Montserrat Caelles, Mariluz Caballero, Hipòlit Monseny y Pep Cuerba– avanzaron algunas líneas de futuro: Reus trabaja en un proyecto motor vinculado a la nutrición y a la tecnología bajo el impulso de Redessa, el Gaudí Centre tomará un nuevo rumbo que haga de este «un destino urbana reconocido como la ciudad de Gaudí» y se avista, también, alguna inversión del ámbito hotelero.

Pallarès i Vilella cerraron el acto. La primera, responsable de Economia, Coneixement i Habitatge, destacó el papel de Redessa y su capacidad de «atraer empresas al territorio, con lo que ello conlleva», y subrayó tanto el giro de la Casa dels Mestres, que alimentará la disponibilidad de pisos sociales en la ciudad, como otra iniciativa en el mismo sentido, la de la Hispania y los bloques de viviendas que incluye. También apuntó un gran proyecto de nutrición y TIC que se concretará más adelante y que «es muy ambicioso». Por su parte, Vilella, que está al frente de Benestar Social, sacó brillo al Centre Social El Roser, que «entrará en funcionamiento en enero» con comedor, despensa social y alojamiento temporal. «Un gasto en atender a las personas es una inversión y es lo que queremos», dijo.

Ambas recordaron que forman parte de un partido diferente al PDeCAT de Pellicer, Junts per Catalunya, y expresaron, tal como apuntó Vilella, que «me sentí en la necesidad de hacer el cambio a Junts» y que, en eso, «la oportunidad de disponer de herramientas para hacer política» y «la independencia» fueron dos claves.

El concejal de Via Pública, Hipòlit Monseny, destacó la inversión en planes de puesta a punto de las calles y el relevo en la contrata de basuras y Mariluz Caballero, que maneja Hacienda, puso el foco en la gestión financiera: «Encontramos una deuda de 405 millones y la estimación para final de mandato es de 117», precisó, además de señalar medidas fiscales, antifraude y la aprobación de presupuestos y ordenanzas.

Desde la concejalía de Esports, Pep Cuerba colocó en el mapa los dos nuevos ‘polilleugers’, las obras del futuro skatepark y parques de calistenia que «llegarán en enero». Y Monterrat Caelles, que pilota Promoció i Relacions Cíviques, expresó que «si algo identifica a JxR es pisar la calle» aludiendo a las convivencias vecinales y señaló mejoras en el Gaudí Centre. Pellicer acabó elogiando la acción conjunta del gobierno, «el mejor equipo», que «funciona y lo hace bien», y dijo que «con ERC y Ara Reus prometimos alzar la mirada y así lo hemos hecho».

Temas

Comentarios

Lea También