Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus proyecta nuevos pisos de protección oficial en el Carme

Prácticamente la totalidad de los pisos públicos de titularidad municipal están llenos, y el consistorio busca planificar el futuro con nuevas edificaciones en los proximos años

Marc Càmara

Whatsapp
En el parking de la calle Sant Benet se construirá uno de los nuevos edificios residenciales de titularidad municipal. FOTO: Marc Càmara

En el parking de la calle Sant Benet se construirá uno de los nuevos edificios residenciales de titularidad municipal. FOTO: Marc Càmara

El 95% de los pisos de protección oficial con los que cuenta el Ayuntamiento de Reus ya están ocupados. Así lo anunció el consistorio el pasado mes de mayo. 

Ante la falta de disponibilidad de Viviendas de Protección Oficial (VPO), el gobierno municipal proyecta nuevos edificios residenciales en el Barri del Carme. 

Marc Arza, concejal de Urbanisme, explica al Diari que «estamos estudiando nuevas promociones en la zona sur del barrio». Concretamente se proyectan un edificio de viviendas concertadas y bajos comerciales con parking subterráneo, con 22 pisos aproximadamente, y otro de entre 10 y 12 pisos, también con parking subterráneo. El coste aproximado de dichas construcciones asciende a más de 4 millones de euros. 
Esa es la razón por la que las promociones aún no han empezado. Aunque hay partidas destinadas a ello, falta dinero para poder asumir las dos promociones. «El primer paso debe encararse antes de finalizar el mandato», dice Arza, «como mínimo asentar el proyecto para construir 10, 15 viviendas, las que podamos». 

Otros métodos y opciones
Pero el gobierno no se limita a proyectar nuevos pisos, también quiere ampliar el parque inmobiliario municipal destinado a vivienda protegida con el derecho de tanteo en la compra de pisos propiedad de entidades bancarias. Por ley, el Ayuntamiento tiene derecho de compra preferente cuando los bancos quieran desprenderse de pisos que tengan en propiedad para venderlos a fondos de inversión. «Cuando un banco quiera vender tenemos derecho a la compra preferente. Ahora ya está ocurriendo, que los bancos quieren desprenderse de su parque inmobiliario», asegura Arza, que añade que «así podremos ampliar, a buen precio, nuestro volumen de pisos». Al Ayuntamiento le interesan los bloques enteros, que son más fáciles de gestionar. Por ello no descarta comprar edificios a medio construir y terminarlos con recursos propios. 

La prioridad es ampliar la vivienda pública y que ésta sea de alquiler. «Es una forma de poder incidir, desde el Ayuntamiento, en los precios del mercado», asegura Arza. 

Además de las promociones municipales y de las previstas por la Generalitat, también en el sur del Barri del Carme, en la ciudad hay al menos dos promotores privados que permitirán ampliar el parque de viviendas de protección oficial. «En Mas Mainer y en la parte posterior de las Germanetes dels Pobres está prevista VPO. Hablamos de hasta 120 pisos, aunque serán de compra». 

Incrementar el parque de pisos
Según Arza, la plena ocupación en los pisos de protección oficial responde a «una muy buena acción desde Redessa. Se han bajado los precios, se ha promocionado adecuadamente, se ha hecho un control exhaustivo de los impagados, se han controlado las ocupaciones... ha cambiado todo, y ha sido un éxito». 

El objetivo para los próximos años, según Arza, debe ser alcanzar prácticamente el millar de pisos públicos, entre los municipales y los de la Generalitat. «En Europa las ratios están muy por encima, hasta un 20%. Nosotros debemos ser capaces de alcanzar un 5% de todas las viviendas de Reus». Asegura que en la ciudad hay, actualmente, alrededor de 40.000 viviendas. 

Temas

Comentarios

Lea También