Más de Reus

Reus quiere definir su futuro a diez años vista con un plan estratégico

El consistorio liderará ‘Reus Horitzó 2032’, que contará con un fórum ciudadano participado por 200 personas

Salvat Jordina

Whatsapp
La vicealcaldesa Noemí Llauradó y el alcalde Carles Pellicer han presentado el plan estratégico en la azotea del Museu Salvador Vilaseca de Reus.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La vicealcaldesa Noemí Llauradó y el alcalde Carles Pellicer han presentado el plan estratégico en la azotea del Museu Salvador Vilaseca de Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El Ayuntamiento de Reus trabaja en una hoja de ruta para definir el futuro de la ciudad. El plan estratégico ‘Reus Horitzó 32’ quiere ser una guía para concretar actuaciones a largo plazo y tener, de aquí a diez años, una ciudad preparada y competitiva en los máximos ámbitos y sectores posibles. «Tenemos que dibujar la ciudad que nos gustaría y que necesitamos, la ciudad en la que quieren vivir las futuras generaciones», ha justificado este miércoles el alcalde de Reus, Carles Pellicer.

Desde el consistorio, este documento se visualiza como una herramienta de planificación y como algo que «facilita la toma de decisiones y nos permite estar más preparados y ser más resolutivos». La vicealcaldesa Noemí Llauradó diefende la necesidad de elaborar este plan y subraya el carácter participativo que se le quiere otorgar: «Estamos poniendo en marcha un debate público para construir una visión compartida de la ciudad que queremos y que debemos construir entre todos, teniendo en cuenta la pluralidad que existe en Reus».

El plan estratégico ‘Reus Horitzó 32’ estará listo en un periodo aproximado de un año y medio. Este miércoles, coincidiendo con el día de su presentación, ‘Reus Horitzó 32’ ha empezado a configurarse. El primer y actual paso es la fase de análisis y diagnóstico de la realidad de la ciudad. «Queremos saber dónde estamos y para ello contaremos con agentes económicos y sociales del territorio», explica Llauradó. La segunda, será la de definición del futuro de la ciudad. Una acción que se prevé que sea la más participativa y que se efectuará con un gran formato abierto que permita recoger propuestas ciudadanas. «Tendrá espacios de reflexión y debate para reflejar la mirada plural, de toda la ciudad, y saber cómo queremos que sea Reus en la próxima década».

Una vez resuelto el «que queremos ser», tocará elaborar el documento estratégico con los objetivos y acciones concretas para «lograr llegar al Reus consensuado entre todos».

¿Cómo darle continuidad?

Un reto que deberá resolver el consistorio es el de lograr que la ciudadanía se haga suyo este plan estratégico. Esto ayudaría a que el proyecto tenga continuidad independientemente de los cambios políticos que puedan haber en consistorio en los próximos años (donde habrá, al menos, dos elecciones municipales más). Para ello, la vicealcaldesa remarcó el vértice de la participación como factor clave. En esta línea, en los próximos meses de mayo y junio, se creará el ‘Fòrum ciutadà’, un espacio de debate formado por 200 personas que deberán concretar el contenido del plan.

El equipo técnico del consistorio será el encargado de elegir el personal que formará parte del fórum: «Queremos que representen al máximo la pluralidad de la ciudad, tanto en edades, orígenes, género, ideología...», detalla la vicepresidenta. A posteriori, y una vez definidas las bases, el proceso de redacción será abierto a la ciudad para recoger propuestas de los reusenses.

«El proyecto deberá trascender el gobierno y el consistorio actual», subaya el alcalde Pellicer, «por ello será colaborado por agentes económicos, sociales y culturales, así como por todos aquellos que quieran participar y ayudarnos a proyectar el futuro de la ciudad».

Otra de las garantías de continuidad del documento se busca implicando a los distintos partidos políticos que tienen representación en el consistorio, además de a los agentes económicos, culturales y sociales de la ciudad. En este aspecto, el Pla de Reactivació Econòmica i Social de hace un año les sirve como espejo al que mirarse a la hora de afrontar una acción lo más conjunta posible.

Por último, como impulsora del plan estratégico, Llauradó señala que, una vez definido, «se hará un seguimiento del plan para evaluar su cumplimiento».

Éste no es el primer plan estratégico de la ciudad. Por ello, en la presentación se ha hecho referencia al Pla d’Acció Municipal –del cual se asegura que se estaba cumpliendo a buen ritmo– o antiguas propuestas de otros mandatos. En este sentido, Noemí Llauradó destaca su importancia: «La Escola Bressol Municipal o el Tecnoparc son fruto de ello. Debemos elaborar unas líneas maestras suficientemente abiertas para trascender los colores políticos y años de mandato».

Sin presupuesto definido

Aunque ‘Reus Horitzó32’ todavía está en fase de definición, la vicealcaldesa señala que se buscarán «proyectos concretos, ordenados y con la posibilidad de realizarse». Algo que, según ella, permita mantener el equilibro entre el realismo y la ilusión. Por ello, asegura que para llevar a cabo las propuestas finales se buscará implicar a distintas instituciones y «pediremos todas las ayudas posibles y que sean necesarias».

«Tenemos que contribuir en el patrimonio material de la ciudad y aumentar todo aquello que nos dejaron las anteriores generaciones», insiste la líder de ERC, que señala que «tras una etapa gris como la pandemia, queremos encarar el futuro sin miedo e ilusionarnos con este nuevo horizonte que planteamos». Faltará definir también el presupuesto que se destinará a la creación de este plan estratégico.

Reus, referente de la metrópoli

El consistorio también pedirá la implicación de los municipios del entorno más inmediato a la capital del Baix Camp para conocer su opinión respecto a su capacidad de influencia. «Queremos saber cómo nos ven y qué podemos aportar al territorio y cómo podemos ser un motor todavía más potente pare él», indica Noemí Llauradó.

De hecho, tanto el alcalde como la vicealcaldesa de Reus ven en este plan estratégico una forma de garantizar el crecimiento de la ciudad como referente en el Camp de Tarragona, «su entorno metropolitano» y como la décima ciudad de Catalunya.

En este sentido, el líder del consistorio de la plaza del Mercadal asegura que «Reus mantendrá y ganará liderazgo en economía, infraestructura, comercio y cultura» y sentencia que «esta ciudad tiene una capitalidad indiscutible y un futuro brillante».

Temas

Comentarios

Lea También