Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus renovará el parque móvil municipal con una decena de vehículos eléctricos

El Ayuntamiento proyecta sustituir su flota este 2018 con unidades mucho más eficientes y sostenibles. Aprovechará el cambio para implantar un modelo de funcionamiento en el que todas sus áreas compartan los mismos vehículos

Francesc Gras

Whatsapp
El concejal de Medi Ambient, Dani Rubio (derecha), en el punto de recarga de vehículos eléctricos que hay en la plaza Llibertat. FOTO: Alba Mariné

El concejal de Medi Ambient, Dani Rubio (derecha), en el punto de recarga de vehículos eléctricos que hay en la plaza Llibertat. FOTO: Alba Mariné

Reus dará un nuevo paso hacia adelante para implantar un modelo de ciudad eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Se trata de la renovación del parque móvil municipal a través de la compra de una decena de vehículos eléctricos. Los planes del Ayuntamiento pasan por eliminar los vehículos que funcionan con combustible y sustituirlos por las unidades eléctricas a lo largo de  todo el 2018. 

Los beneficios serán muchos. Según explica el concejal de Medi Ambient, Dani Rubio, los actuales coches corporativos son antiguos, contaminantes y tienen una amortización muy baja (entre el 10-12%). «Tendremos menos vehículos pero podremos llegar a doblar, o incluso triplicar, su utilización», explica.

Pero el proyecto no termina aquí. Y es que para lograr mejorar la amortización de los vehículos con menos unidades, desde el área de Medi Ambient tienen intención de implantar un nuevo funcionamiento que implicaría a todos departamentos del consistorio. Éste consistiría en un modelo de vehículos compartidos entre todas las áreas, al revés de lo que ocurre ahora donde cada departamento tiene sus propios coches. 

Los actuales vehículos del Ayuntamiento tienen una amortización muy baja (entre el 10-12%)

De esta forma, añade Rubio, los trabajadores municipales podrán utilizar indistintamente cualquier vehículo eléctrico y sólo deberán reservarlo. La aplicación definitiva del sistema todavía está en estudio, ya que, incluso, no se descarta la posibilidad de crear una App interna del tipo car sharing

El área de Medi Ambient ya dispone de la partida presupuestaria necesaria para renovar la flota e implantar el nuevo sistema. Una inversión, asegura Rubio, que será «más modesta» que si tuvieran que comprar una decena de coches que funcionan con gasoil. Más allá, subraya, de los beneficios que obtendrá la ciudad con la reducción de las emisiones contaminantes. «La ciudad lleva ya años trabajando la movilidad sostenible y ahora todavía la potenciaremos más», sentencia Rubio. La intención es que entre la decena de vehículos se encuentren coches, un par de furgonetas y motos eléctricas.

El alquiler ciudadano, aparcado

La apuesta que llevará a cabo el consistorio en materia de movilidad sostenible supondrá aparcar, de momento, el proyecto pensado inicialmente y que hacía referencia a la implantación de un plan para que los ciudadanos pudieran alquilar los vehículos eléctricos municipales a través de una aplicación móvil.

Al parecer, tras estudiar el proyecto conjuntamente con municipios vecinos y empresas del sector se llegó a la conclusión de que éste no era viable. «El mercado todavía no está lo suficientemente maduro como para iniciar un proyecto público-privado de esta envergadura», expone Rubio, sin dejar de mencionar que sólo dos grandes urbes como Madrid y Barcelona disponen de un sistema parecido. 

En estos momentos, algunos departamentos del Ayuntamiento de Reus ya disponen de vehículos eléctricos. Concretamente, son dos motos eléctricas y tres furgonetas de distinto tamaño. Precisamente, dos de ellas fueron adquiridas a mediados de este año por parte de las empresas municipales Reus Mobilitat i Serveis y Redessa. Ambas unidades, que están rotuladas con el eslogan Jo sóc elèctric, son de la marca Nissan y tuvieron un coste de 21.600 euros (IVA incluido). En ambos casos, la usan principalmente el personal de mantenimiento de las distintas divisiones que integran la empresa, como firaReus o Vivienda para el cuidado de los pisos de protección oficial.

Temas

Comentarios

Lea También