Reus tiene 10.000 vehículos más que hace 20 años pero descienden los ciclomotores

El parque móvil ha crecido especialmente en motocicletas, con un 47% más respecto dos décadas atrás. También lo hacen los turismos, pero de forma tímida a raíz de las crisis

MONTSE PLANA

Whatsapp
Coches circulando por la avenida Països Catalans de Reus. foto: Fabián Acidres

Coches circulando por la avenida Països Catalans de Reus. foto: Fabián Acidres

El parque móvil de Reus se sitúa, a fecha de 1 de enero de 2022, en 66.924 vehículos. Se trata de prácticamente 10.000 más respecto 20 años atrás (aumento del 14,9%), cuando en 2001 había unos 56.958 vehículos de tracción mecánica. Son cifras del portal Open Data, del Ayuntamiento de Reus, donde también se refleja que la gasolina sigue siendo el tipo de combustible más usado en turismos (15.347) por delante del diésel (14.498) y el eléctrico (117), aunque también cabe destacar que hay un gran número de coches con combustible «sin definir». En todo caso, desde las concesionarias consultadas verifican que los clientes optan en su gran mayoría por la gasolina en detrimento del gasóleo, mientras que el coche eléctrico gana en interés, pero aún con muchísima reticencia a la hora de comprar por sus precios elevados, por lo que muchos son los que acaban optando por un híbrido.

Comparando las cifras del actual censo municipal de vehículos respecto los datos disponibles de 2001, destaca especialmente el aumento de motocicletas y, a la vez, el acusado descenso de ciclomotores, con una bajada del 59,34% en 20 años. Así lo confirma Anna Martí, desde Bormar Motos, en el arrabal de Martí Folguera. Explica que los factores que explican tanto el ascenso de motos (un 47,7%) como el descenso de ciclomotores se deben a cuestiones normativas.

Por un lado, para poder obtener el permiso AM (ciclomotores hasta los 50cc) ahora se exige al conductor haber cumplido 15 años, mientras que tiempo atrás, la edad mínima era de 14. Con 16 años ya se puede conseguir la licencia A1 (hasta 125 cc). «Si el permiso de ciclomotores no se puede obtener hasta los 15, y con 16 ya puedes disponer del de motos hasta 125 cc, los jóvenes se esperan un año. Quien se compra un ciclomotor es por cuestiones de necesidad», detalla Martí. Y los patinetes eléctricos, ¿podrían influir? Martí explica que el fenómeno es todavía muy reciente, pero que, a priori, éste no sería el motivo por el que han bajado el número de ciclomotores censados en Reus.

Otra cuestión que explica el descenso de ciclomotores sería que desde hace unos años, el permiso B de circulación –el de coche– permite conducir motos de hasta 125 cc cuando se cumplen tres años de antigüedad, lo que ha propiciado que muchos conductores apuesten por este tipo de motocicletas, «muy útiles para movilidad urbana», se añade desde Bormar Motos.

En cambio, la obtención de otras licencias como la A2 o la A sería, ahora, más dificultosa que años atrás, «por lo que se están vendiendo muchas motos 125cc y, además, tipo escúter, para circular por ciudad», expone Anna Martí, que añade que también han notado que hay familias que, en vez de tener dos coches, han optado por cambiar uno de ellos por una moto 125.

A pesar de todo, la crisis generada por la Covid-19 se ha hecho notar, y las ventas de motos nuevas se han estancado en estos casi dos años de pandemia. Es algo que ha sucedido en todo el sector automovilístico, como muestran las cifras de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). Concretamente, la matriculación de turismos cayó en España un 32,3% en 2020, en comparación con el año anterior. Igual sucedió con los vehículos comerciales ligeros, y los industriales y autobuses.

Desde el concesionario Renault Reus Autoxandri, en el Passeig Sunyer, también aseguran que han notado el efecto de la crisis «y quien compra ahora mismo un coche es porque lo tiene que hacer sí o sí», relata Carlos Cabré, asesor comercial, que asegura que hace diez años se vendía mucho más.

Como se puede consultar en el portal Open Data, Renault es la marca con mayor volumen de vehículos censados en la capital del Baix Camp, con 5.479, la gran mayoría de ellos, turismos; seguido de Peugeot (4.754) y Seat (4.539). Si se pone el foco exclusivamente en los coches, Renault se mantiene al frente (4.550) y le sigue Seat (4.471) y Volkswagen (4.069). «Creo que se debe por la relación calidad-precio que ofrece Renault», relata Cabré, quien recuerda el éxito que habían tenido en un tiempo los Renault «y todavía hay algo de ello, por lo que creo que seguimos al frente».

En cuanto a las motocicletas, Yamaha es la marca más habitual en el parque móvil de la ciudad (1.434), seguida muy cerca de Honda (1.412) y, a más distancia, Vespa (684).

Los sub, los más buscados

A pesar de que las ventas se han frenado con la pandemia, los que sí se animan a comprar un coche nuevo, «la mayoría buscan un sub o todoterreno». ¿El motivo? «Es una cuestión de moda», apunta Carlos Cabré, desde Renault. Admite que es un tipo de vehículo más cómodo, «pero a pesar de ello, se trata de una tendencia», recalca. Otra cuestión a tener en cuenta a la hora de comprar es el tipo de combustible. Ante la pregunta, Cabré no tiene duda en responder que el coche de gasolina es el que tiene más salida ahora mismo, «aunque el diésel es igual de limpio que la gasolina. Todos llevan incorporado un complemento para que la contaminación del gasóleo sea aún mayor, pero a pesar de todo, los clientes van directos a la gasolina», relata.

El futuro pintado de electricidad y las cada vez más restricciones en las ciudades contra los coches contaminantes despiertan una importante curiosidad entre la clientela por el coche eléctrico. «Es el vehículo del futuro, pero los precios, aún elevados, tiran para atrás, y muchos acaban optando por el híbrido». Según los datos disponibles en el portal Open Data, habría censados en Reus 117 vehículos eléctricos, un porcentaje muy reducido, casi residual, respecto el total que hay en circulación.

Desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), la electromovilidad continúa su progreso en España, «aunque lento». Según la asociación, la matriculación de vehículos alternativos creció en 2020 en un 30,7%, teniendo en cuenta todo el mercado, con un total de 201.412 vehículos. Si se examinan los datos con mayor detalle, se observa que el único incremento se da en los turismos (191.745 vehículos, un 26,2% más que en 2019). Pero tanto en los vehículos comerciales como los industriales, se produjo un descenso del 8,6% en el primer caso, y del 20,9%, en el segundo.

Según la fuente de energía, la mayoría de vehículos alternativos matriculados en España en 2020 eran eléctricos híbridos (140.869). No obstante, destaca el incremento en un 213% de los vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV), con 23.368. De eléctricos puros, se matricularon 19.949, y descendieron en un 48% los de gas. También se matricularon siete vehículos de hidrógeno.

Temas

Comentarios

Lea También