Más de Reus

Reus, un pasado con esencia comercial

Crónica. Ans Educació, a través de Reus Promoció, propone conocer la capital del Baix Camp de antes recorriendo calles y establecimientos

Cristina Valls

Whatsapp
Un instante de la visita guiada ‘Reus: Essència de comerç!’. FOTO: Alba Mariné

Un instante de la visita guiada ‘Reus: Essència de comerç!’. FOTO: Alba Mariné

El equipo de Ans Educació sigue en las calles de Reus explicando historias de la misma y echando la vista atrás para reflexionar y poner en valor su patrimonio. Ayer lo hizo a través de la ruta 'Reus: Essència de comerç!', que precisamente lleva a cabo a través de Reus Promoció. La propuesta invitó a los visitantes a realizar un recorrido por diferentes rincones y, así, repasar el antes y el después de muchos comercios y edificios. Toda la explicación, con una fluida interacción por parte de los asistentes, fue acompañada de la lectura de fragmentos literarios, que el historiador y educador, Joan Velasco, compartió del libro 14 vermuts, de Reusenques de Lletres. 

«La ciudad tiene 850 años de historia, aproximadamente, y el comercio ha estado siempre presente; al principio, de forma muy sencilla, desde la época medieval. En el casco antiguo, podemos encontrarnos vestigios de los centros de producción. También podemos encontrarnos con viviendas de las familias acomodadas de la época», expuso.

La iniciativa también incluyó la muestra de instantáneas antiguas. Por ejemplo, hubo una de 1924, un mapa. «Delante de la Casa Rull, modernista, y la Casa Gasull, novecentista, tenemos muy cerca el barrio obrero, donde había fábricas textiles. Reus, por aquel entonces, tenía una vida muy rural y agrícola», apuntó.

Las fachadas de los dos edificios nombrados de la calle Sant Joan también fueron analizados a través de sus fachadas. Velasco situó por esa zona el convento carmelita y el dispensario antituberculoso. La plaza de Prim fue otra parada clave. «Era un núcleo de interacción de las familias adineradas y hubieron edificios tan emblemáticos como el Palau Miró o el Cafè París», dijo mientras describía sus edificios y toda la actividad que allí se concentraba. «Muy cerca –añadió– estaba el núcleo proletario; en 1915, hubieron revueltas importantes protagonizadas por mujeres trabajadoras; el episodio de huelga general más grande del Camp de Tarragona por aquella época», señaló. 

La visita siguió por las arterias comerciales de las calles Monterols y Llovera. Allí, Velasco enseñó algunas imágenes de marcas comerciales de la ciudad. En ellas se repetían símbolos tan característicos como la rosa de Reus y enseñó el antes y el después de fachadas de comercios tradicionales del mundo textil. La cita continuó por la plaza del Mercadal.

Temas

Comentarios

Lea También