Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reusenses afectados por el ruido de los trenes piden a Adif que instale pantallas acústicas

El barrio Gaudí ha recuperado esta antigua petición, que también afecta a los residentes de la avenida Jocs Olímpics y la calle Alfàbrega, con la esperanza de que la empresa ferroviaria les atienda
Whatsapp
Los trenes de mercancías, los más molestos. Foto: Alba Mariné

Los trenes de mercancías, los más molestos. Foto: Alba Mariné

Los vecinos del barrio Gaudí han añadido una vieja reivindicación a la lista de acciones para mejorar el barrio en el transcurso de este año. Se trata de la instalación de pantallas acústicas para mitigar el ruido que producen los trenes a su paso por las inmediaciones del barrio, antes de entrar definitivamente en la estación de tren de la ciudad.

Han sido los vecinos de las casas unifamiliares, ubicadas en la avenida Saragossa, los que se han dirigido a la Oficina d’Atenció al Veïnat del barrio para hacer constar sus quejas. «De nuevo hemos registrado diversas reclamaciones de los residentes de esta zona que piden la instalación de pantallas acústicas para aminorar las molestias que causan los trenes a su paso por la ciudad», explica Maria Del Mar Escoda, presidenta de la Associació de Veïns del barri Gaudí. En esta zona del vecindario residen cerca de 80 familias.

La misma presidenta señala que esta queja es una antigua reivindicación del barrio. Recuerda que «hace muchos años ya solicitamos a Madrid estas medidas». En aquella ocasión no recibieron ninguna respuesta a su petición.

Según Maria del Mar Escoda «durante el día los ruidos resultantes del paso de los trenes son molestos, pero cuando más se escuchan es por la noche, cuando el barrio está en silencio y pasan los convoyes de mercancías entonces molestan más». La presidenta de la entidad vecinal confirma que «siempre nos han argumentado que los parámetros del ruido están dentro de los decibelios normales, pero la verdad es que el ruido es muy molesto». Pero lo cierto es que con la llegada del buen tiempo el ruido incomoda más. «En verano es cuando los vecinos sufren más estas molestias, ya que con las ventanas abiertas el ruido se cuela en el interior de las viviendas», afirma la dirigente vecinal.

 

Otros puntos afectados

El barrio Gaudí no es el único que se ve afectado por el paso de los convoyes. Los vecinos de la avenida Jocs Olímpics, así como los residentes de la calle Alfàbrega, son otros de los afectados por esta misma circunstancia. Ninoska es vecina de la calle Alfàbrega, reside en un sexto piso desde donde se ve a la perfección el paso de las locomotoras. «Los trenes que más se escuchan son los que transportan mercancías y a veces más incómodo que el ruido es el movimiento que se nota en la casa», explica esta joven, quien confiesa que «la primera vez que dormí en esta casa estuve toda la noche despierta ya que las habitaciones dan a las vías del tren». En cambio otros vecinos aseguran que ya hace tantos años que oyen los ruidos que se han acostumbrado y que es una molestia que forma parte de su vida diaria. «Después de tanto tiempo te acostumbras, y aunque al principio era molesto aprendes a convivir con ello», explica otro vecino.

 

Petición razonable

El paso del tiempo no ha supuesto un freno en sus reivindicaciones. Y por esta razón los vecinos del barrio Gaudí han reabierto el debate sobre la instalación de estas medidas que ayudarían a frenar la contaminación acústica. El portavoz municipal del Partido Popular, Sebastià Domènech, acompañado de los concejales Marcos Massó, Monserrat Duch y Carmen Sánchez, mantuvo la semana pasada un encuentro con los representantes vecinales.

En la reunión Domènech les comunicó a los vecinos que la misma semana había mantenido un encuentro con el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Jordi Sierra, para apresurar la instalación de las pantallas antisonido. Desde la subdelegación del Gobierno confirman la celebración del encuentro y «aseguran que la petición de los vecinos del barrio Gaudí es razonable, por lo que la desde la subdelegación se presentará a Adif la propuesta para que sea la empresa la que valore la viabilidad técnica de la instalación».

 

Sistema de megafonía

Además de las molestias que se derivan del paso de los trenes por la capital del Baix Camp, los vecinos de la avenida Jocs Olímpics ya manifestaron el verano del año pasado las también molestias causadas por el sistema de megafonía de la estación de tren de la ciudad.

De hecho el grupo municipal de la CUP registró en agosto de 2014 una instancia requiriendo al Ayuntamiento de Reus que revisara el equipo de megafonía por las molestias que provoca en los residentes de la zona, amparándose en una posible vulneración de la Ordenança Reguladora del Soroll.

Los vecinos identificaron el altavoz situado en sentido Barcelona, en el andén principal, como uno de los que más molestias causa. Los afectados advertían de que la frecuencia, la amplitud y la potencia de las ondas sonoras afectan a su descanso diario, ya que desde las 5.30 horas hasta entrada la medianoche los anuncios de llegadas y salidas de trenes son constantes. Esta molestia se agudiza especialmente durante los meses de verano cuando, debido al calor, los vecinos de la avenida Jocs Olímpics tienen que abrir las ventanas.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También