Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Roban en la Casa del Seguici Festiu de Reus con el método del butrón

Los Mossos d’Esquadra descubrieron un agujero en un edificio abandonado que conecta con el Vapor Vell. Los ladrones robaron cobre de aires acondicionados en desuso

Marc Càmara

Whatsapp
El edificio abandonado por el que entraron los ladrones conecta con el Vapor Vell. FOTO: Alfredo González

El edificio abandonado por el que entraron los ladrones conecta con el Vapor Vell. FOTO: Alfredo González

El pasado viernes, agentes de los Mossos d’Esquadra hallaron un agujero en una casa abandonada en la calle Gornals, en el Barri del Carme. El agujero se encuentra en la pared mediana que separa dicho edificio de la Casa del Seguici Festiu, allí donde se guardan los elementos festivos de la Festa Major, en el antiguo Vapor Vell. La zona de almacén para las piezas y el material de las colles se encuentran vigilados por una alarma, lo que impidió el acceso de los ladrones.

Fuentes policiales confirmaron al Diari el hallazgo y que, immediatamente, se alertó a la Guàrdia Urbana. Según las fuentes consultadas, el butrón se encontraría en la primera planta de dicha casa abandonada, a la que se accede a través de una puerta en la misma calle Gornals y que estaba precintada por la Guàrdia Urbana. Desde hace algunos días, el precinto está roto, y la puerta abierta. El agujero permitiría acceder a la zona del Vapor Vell, propiedad municipal, que se encuentra actualmente en desuso a la espera de un plan de inversiones que permita recuperar la idea original de convertir la antigua fábrica en un gran centro cultural. 

Fuentes municipales han confirmado que los autores del butrón habrían sustraído cobre de los aires acondicionados de dicha zona abandonada del Vapor Vell.  De hecho, según ha podido saber el Diari, no es el primer butrón que aparece en la casa abandonada, y tampoco el primer robo. El Ayuntamiento ha requerido en varias ocasiones al propietario del edificio que tapie el acceso para evitar que se reiteren los episodios de hurto. Algunos vecinos aseguran que en el lugar también se vende droga. 

La puerta de acceso tiene el precinto policial roto. FOTO: Alfredo González

La ropa del Bravium

El butrón conecta el edificio abandonado con una habitación del Vapor Vell donde se guardan hasta una treintena de percheros burra con vestuario del Bravium. Su presidente, Ferran Figuerola, asegura que «a nosotros no nos robaron nada, no hemos econtrado que nos falte nada». Considera que los ladrones «fueron a hacer un trabajo» y que no se percataron, siquiera, de la presencia de la ropa que la entidad utiliza para sus obras de teatro. 

La habitación donde se guarda el vestuario no se encuentra bajo la vigilancia de la alarma. «Se trata de un espacio provisional que nos cedió el Ayuntamiento», cuenta Figuerola. Requirieron de dicho espacio cuando se vendió la casa adyacente al Bravium, donde la guardaban hasta entonces. 

Temas

Comentarios

Lea También