Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sucesos

Roban más de diez veces en una masía de Reus y su dueño protesta colgando carteles

Los dos últimos asaltos se han producido esta misma semana. Los ladrones se han llevado ventanas y una puerta de aluminio. Su propietario asegura que la situación se repite desde 2014

F. Gras

Whatsapp
El dueño de la finca ha colgado este viernes los nuevos carteles tras retirar los de los años anteriores. Foto: Alba Mariné

El dueño de la finca ha colgado este viernes los nuevos carteles tras retirar los de los años anteriores. Foto: Alba Mariné

Los robos en el Mas Papio no cesan. En los últimos tres años, esta finca situada en el camino Pedra Estela ha sufrido más de diez asaltos. Los dos últimos han tenido lugar esta misma semana. Según explica Francesc Vidal, su propietario, los ladrones entraron una noche para llevarse las ventanas y, el día siguiente, una gran puerta de aluminio.

Pocas cosas más se hubieran podido llevar, ya que hace tiempo que Vidal optó para dejar totalmente vacía la casa. «Desde que empezaran los robos ya no dejo nada de valor», asegura, visiblemente molesto también con los destrozos que han vuelto a realizar en la finca. De hecho, él mismo reconoce estar tan cansado de sentirse inseguro y de que nadie haga nada para erradicar los robos en las masías que hace tiempo dejó de denunciar los hechos a los Mossos.

Ahora bien, Vidal sí que sigue con su vieja costumbre de colgar carteles de protesta cada vez que sufre un asalto. Los primeros fueron en 2014. En uno de ellos, como ya recogió en aquella ocasión el Diari, se podía leer: ‘Martes, 8 de julio. Cuarto asalto a la masía produciendo destrozos’. Desde entonces no ha dejado de situar los carteles en un muro que hay en la entrada de la finca.

La llamativa acción, según manifiesta, busca denunciar los hechos y alertar a los vecinos que residen en la partida Rubió de Reus. La intención inicial también era llamar la atención de los ladrones para avisarles que ya no le podían robar nada más. Una medida que, visto el transcurso de los acontecimientos, no ha sido efectiva.

No obstante, y siguiendo con la ‘triste’ tradición, Vidal ha colgado este viernes los nuevos carteles. ‘Una vez más después de varias ocasiones y de varios años’, reza uno de ellos.

El robo de las algarrobas

A lo largo de los últimos años, los delincuentes le han sustraído de todo. Desde material agrícola hasta el mobiliario de la casa o todos los utensilios de cocina. Uno de los robos más sonados fue cuando los asaltantes entraron una noche y le sustrajeron hasta 900 kilos de algarrobas que tenía guardadas en el almacén.


Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También