Ropa sostenible y personalizada con ADN reusense

Tres jóvenes han impulsado su propia marca de ropa, Camping, y ahora, tras un año en funcionamiento, han creado su primer diseño con tela ecológica

Montse Plana

Whatsapp
De izquierda a derecha, Joan Busquets, Joan Casas y Eduard Padrell, los creadores de Camping. Foto: Cedida

De izquierda a derecha, Joan Busquets, Joan Casas y Eduard Padrell, los creadores de Camping. Foto: Cedida

Todo empezó con unas simples zapatillas tipo camping. Joan Casas, reusense de poco más de 20 años, comenzó vendiendo a amigos y conocidos «las típicas alpargatas que mi abuelo llevaba por la masía» y ha terminado por crear, al lado de dos amigos, una marca de ropa propia con el concepto ‘sostenibilidad’ como bandera. Su nombre es Camping –toda una referencia al origen del proyecto– y justo ahora hace un año que nació la iniciativa de la mano de Joan Casas, Joan Busquets y Eduard Padrell. «Mi familia tenía una zapatería y yo siempre he ido con las ‘camping’ en los pies. A la gente les gustaba y me pedían que les consiguiera unas. Al final pensé en hacer una marca propia. Seguimos con jerséis, riñoneras, sudaderas... De momento no hemos llegado a los pantalones», bromean.

Tras los primeros meses de rodaje, estampando diseños propios a la ropa, ahora han hecho un paso más y apuestan por la concienciación y la necesidad de ser sostenibles. «Hemos empezado con una colaboración con Not This Path», explican. Se trata de una organización medioambiental de origen también reusense que les facilita jerséis sostenibles, elaborados con algodón ecológico. «Además, de esta forma nos aseguramos que los trabajadores que han fabricado las telas no han estado esclavizados», añaden. Y es que, según apuntan, uno de sus objetivos es contribuir al máximo al respeto por el medioambiente y a la lucha contra el esclavismo. «La sociedad tiene que mirar más allá que la imagen de la ropa», dicen Casas, Busquets y Padrell. 

En su primer diseño con compromiso social y ambiental se ha apostado por incorporar la imagen de una ola (extraída del cuadro La gran ola, del artista japonés Katsushika Hokusai) y añadirle fragmentos de plástico «para remover conciencias», señalan. De momento, sólo tienen un diseño con este tipo de tela, «pero la intención es no detenerse y seguir con esta línea, participando con más proyectos», remarcan. 
Pero esta no es la única acción medioambiental que realizan estos jóvenes. Y es que también destacan que en los paquetes de las demandas no usan nunca plástico «ni ningún tipo de material que perjudique el planeta. Usamos, por ejemplo, bolsas de ropa reutilizables», añaden.

Desde un piso de Barcelona

Los tres amigos se conocen «de toda la vida de Reus», dicen. No obstante, el proyecto nació en un piso de Barcelona, donde los tres compañeros viven juntos. Casas fue quien tuvo la idea, se lo comentó a Busquets (arquitecto), quien se animó a hacer los diseños y Padrell (que es piloto de avión) se les unió. «Quería formar parte de un proyecto así», exclama. 
Con un año de vida, hace cuatro meses que disponen de página web, desde donde se pueden hacer los pedidos. «Si podemos, incluso hacemos la entrega nosotros mismos», dicen. De momento, su público es gente joven del Camp de Tarragona. «Primero nos queremos hacer fuertes en nuestro territorio y, poco a poco, ir ampliando fronteras», añaden los tres amigos.

Temas

Comentarios

Lea También