Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se consumen 800 botellas de vino de El Molar en la gala de los Premios Nobel 2017

Los 1.350 invitados al banquete en honor de los nuevos galardonados disfrutaron el domingo en Estocolmo del Formiga de Vellut 2014 de la bodega Clos Galena, que vende el 70% de su producción en una treintena de países
Whatsapp
Merche Dalmau, a la seva bodega. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Merche Dalmau, a la seva bodega. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Merche Dalmau recibió hace unos días la llamada de su agente comercial en Suecia.

Le informaba que, tras una rigurosa cata, uno de sus vinos había sido seleccionado para ser servido en un importante evento de la capital y que si quería asistir.

Apenas recién llegada de su misión comercial a Moscú e inmersa ya en plena campaña de Navidad, le contestó que no podía porque estaba muy ocupada.

Evidentemente no se le pasó por la cabeza de que el acto al que hacía referencia su importador era el banquete de los Premios Nobel celebrado el pasado domingo en el Salón Azul del Ayuntamiento de Estocolmo, con 1.350 invitados y presidido por los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia. 

El vino en cuestión es uno de los más conocidos y premiados de la bodega Clos Galena de El Molar: el Formiga de Vellut, un vino ecológico, elaborado con un 60% de garnacha negra, un 20% de cariñena y un 20% de syrah, que  obtuvo la medalla de oro del Mundus Vini BioFach, uno de los concursos internacionales de vinos orgánicos más importantes a nivel internacional, para sus añadas de 2009, 2012 y 2013. 

En esta ocasión la añada escogida fue la de 2014.

Se sirvieron 800 botellas y desde entonces los teléfonos de su distribuidor en Suecia no paran de sonar e incluso en Barcelona se ha disparado la demanda

El vino de la DOQ Priorat compartió mesa con el champán Taittinger Brut Réserve y el vino blanco Viña Errázuriz Late Harvest Sauvignon Blanc 2016 de una bodega chilena fundada en 1870. 

Clos Galena trabaja desde hace años en el mercado sueco, un mercado maduro pero que presta especial atención a los vinos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

Así, entre sus clientes destaca la asociación sueca Munskänkarna, el club de vinos más grande de Europa, con más de 24.000 adheridos y que el año pasado eligieron a las denominaciones de origen Priorat y Montsant como «Región vitivinícola de 2016». 

Este club es solo uno de los muchos clientes internacionales de esta pequeña bodega prioratina, fundada en 1997 por Merche Dalmau y su marido Miguel Pérez, fallecido en 2013.

La empresa ya vende el 70% de su producción en una treintena de países y sigue apostando por abrirse mercado fuera.

Fruto de esta apuesta es su última misión a Rusia, donde el 26 de octubre presentó su proyecto Arte, vino y territorio ante más de 170 prescriptores y distribuidores reunidos en el Hotel Marriot Royal Aurora de Moscú. 

Desde 2010 esta bodega de El Molar marida vino y arte. Clos Galena tiene una alianza con la Galería Anquin’s de Reus gracias a la cual artistas de reconocido prestigio han convertido el packaging (las cajas) de las botellas Clos Galena y sus etiquetas en auténticas obras de arte. 
Las obras son únicas y han sido pintadas directamente en las tapas de madera de las cajas de vino.

Cada tapa, una vez separada de la caja, constituye un lienzo original, un óleo sobre madera, que si el comprador desea, puede enmarcar y colgar en la pared como una obra maestra.

Hasta ahora han sacado seis colecciones, la última el año pasado, llamada Arte, vino y territorio, inspirada en los paisajes, símbolos y tradiciones más emblemáticas de la zona y con la que ejercen de embajadores del Modernismo y Gaudí, el patrimonio romano de Tarragona y los castells, entre otros y que presentaron el año pasado en el New York City Museum.

Además de la internacionalización, otra de las apuestas de Clos Galena está relacionada con el enoturismo. En los últimos dos años han adecuado la sala de catas y la bodega para acoger visitas, reuniones y comidas de empresa con una capacidad máxima para 40 personas. 

Vinagre de El Vendrell

No es la primera vez que un producto del territorio está presente en los premios Nobel.

Durante doce ediciones, el vinagre L’Agredolç de Forum de la bodega Avgvstvs Forvm de El Vendrell ha sido empleado por los cocineros del evento. 

Y el año pasado otra cena de gala importante, la organizada con motivo del 70 cumpleaños del rey Carlos Gustavo de Suecia, tuvo sabor y aroma español. Se sirvió el Mas Subirà del 2011, un vino de la bodega de Bellmunt del Priorat impulsada entre otros por Luis Atienza, exministro de Agricultura de Felipe González, y Josep Puxeu, exsecretario de Estado con Zapatero.

Temas

Comentarios

Lea También