Secretos familiares y luchas de poder bajo una misteriosa niebla en Siurana

El barcelonés Marc Domínguez es el autor de la novela ‘31 de octubre’, un ‘thriller’ de ciencia ficción que tiene como escenario principal la localidad del Priorat y sus leyendas

Sílvia Fornós

Whatsapp
Imagen del autor Marc Domínguez con su primera novela ‘31 de octubre’, un thriller de ciencia ficción. FOTO: Pere Ferré

Imagen del autor Marc Domínguez con su primera novela ‘31 de octubre’, un thriller de ciencia ficción. FOTO: Pere Ferré

«El misterio es lo que más se ajusta a mi personalidad. Por esta razón, no me veo escribiendo otra cosa que no sea este género literario». De este modo Marc Domínguez (Barcelona, 1976) explica por qué decidió escribir la novela 31 de octubre (Libros Indie), un thriller de ciencia ficción que tiene como escenario la localidad de Siurana. Y desde siempre, asegura el autor, «me ha atraído lo inesperado, es decir, lo que puede dar de sí el misterio y la capacidad que tiene este género literario para sorprender a los lectores». De hecho, entre la lista de autores referentes del barcelonés está Stephen King. «Me gusta el uso que hace de los personajes, la profundidad psicológica y como les cambia el carácter», afirma y añade que «ahora estoy trabajando en los primeros capítulo de otra novela, un thriller ambientado en un pueblo del Baix Camp combinado, también, con una de las leyendas de la localidad». 

Para captar la atención, Marc Domínguez ha forjado en la novela 31 de octubre una historia que discurre por las tormentosas relaciones vecinales y familiares de los residentes de Siurana, y también ahonda en leyendas de la zona, viejas rencillas, antiguos negocios y luchas de poder que salen a la luz a raíz de una misteriosa niebla, cada vez más densa, que los vuelve menos racionales y más instintivos. «Visité Siurana en el año 2018 y me gustó mucho el pueblo, así como la leyenda de la Reina Mora. Ese mismo verano también estuve en La Mussara y me contaron la leyenda sobre una puerta a otras dimensiones paralelas. Todo ello me dio pie a vertebrar y conectar ambos lugares y sus historias en la novela», explica el autor, para quien el título del libro tampoco es baladí. «El 31 de octubre es el preludio de lo que puede suceder ese día, ya que el 1 de noviembre es el día de Todos los Santos y Halloween», recuerda Marc Domínguez. 

«Visité Siurana en 2018 y me gustó mucho el pueblo, así como la leyenda de la Reina Mora»

Los secretos y sentimientos más oscuros y ocultos del ser humano se entrecruzan a lo largo de toda la novela, encarnados en los habitantes de Siurana. «Dedico un capítulo a cada familia, así como al protagonista, Enric, para que el lector pueda seguir el hilo de todo lo que acontece en la última parte de la novela», señala el autor. 

«Le gustaba hacer lo que pensaba en realidad y no lo contrario como había hecho siempre», premedita el joven protagonista de la novela. «Tiene la oportunidad de hacer las cosas de manera diferente. Enric es introvertido y asocial y tiene la opción de sentirse liberado», afirma el autor, quien añade que «las rencillas son normales y habituales en los pueblos y, por lo general, suelen quedar en trifulcas pequeñas». Pero a diferencia de la vida real, en el libro los personajes deben enfrentarse al factor sorpresa de una misteriosa niebla. «A Enric le afecta especialmente y así es como descubre un portal que le lleva a una realidad paralela. De este modo el protagonista siempre juega con ventaja respecto al resto de vecinos y tiene un gran poder psicológico sobre todos ellos», desvela Marc Domínguez, quien añade que «la niebla es un pretexto que me ayuda a ahondar en la personalidad de cada uno de los personajes, que acaban siendo menos racionales».  

Y lejos de encontrar la paz en el interior de la iglesia de Siurana, las habitantes dan rienda suelta a sus instintos más primitivos. «Es un espacio de reclusión y de recapacitación, donde todos se reúnen con la esperanza de encontrar la salvación, ya que Enric libera sus frustraciones con un rol de omnipotencia», detalla el autor, quien añade que «mientras que Enric es un joven inadaptado socialmente, el cura de Siurana representa la moral del pueblo, y a quien todo el mundo respeta, y la familia Serra es la autoridad y el poder que saca lo peor cuando ven peligrar su establishment social». Y mientras que el protagonista es víctima de sus propias frustraciones, la historia conduce al lector a un desenlace «sorprendente y que no deja indiferente». 

Temas

Comentarios

Lea También